19 de mayo de 2017 05:11 AM
Imprimir

La seguridad alimentaria en México es discontinua, señala Cassio Luiselli

La producción de comida es la más alta de hace 5 sexenios, pero el 14 por ciento de los niños padece desnutrición, añade ◗ El 48 por ciento de los comestibles que consume el país es importado: Luis Haro.

En este sexenio la producción de alimentos en México ha sido la más elevada de los últimos 5 o 6 sexenios y el país ya rebasa las recomendaciones de la FAO en disponibilidad de kilocalorías para su población; sin embargo, hay 14 por ciento de niños con desnutrición, 30 por ciento de infantes con obesidad y 9 por ciento de la población general con diabetes, lo que revela que la seguridad alimentaria en el país es discontinua y desequilibrada, dijo el economista Cassio Luiselli, ayer durante el Foro sobre Seguridad Alimentaria, dentro del ciclo Desafíos de la Nación, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el mismo encuentro, otros seis expertos de la academia, gobierno, empresas y organizaciones de productores analizaron fenómenos paradójicos que vive México cuando se habla de alimentos, como el hecho de que algunos sectores agroalimentarios son grandes exportadores, pero el país ya importa el 48% de los alimentos que consumen sus habitantes.

El ingeniero Luis Fernando Haro Encinas, presidente de la asociación civil México Calidad Suprema y representante del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), dijo que en el entorno internacional la producción de granos vive una época de precios bajos. El 2016 es el quinto año consecutivo que han caído los precios del maíz, arroz, trigo y soya. Este fenómeno, unido al hecho de que los sectores más exitosos en la producción de agroalimentos en México no son los granos ha provocado que en la actualidad 48% de los alimentos que se consumen en el país sean importados.

“El sector agroalimentario mexicano está creciendo, pero existen algunas deformaciones. Un dato positivo es, por ejemplo, que el 4º trimestre de 2016 el sector agroalimentario registró un crecimiento acumulado anual de 6.6% mientras que el crecimiento acumulado anual de la economía fue de 2.4%. Somos el exportador número uno de alimentos a EU, pero también importamos 30% del maíz que consumimos, 85% del arroz, 95% de la soya y 30% de la leche en polvo”, indicó el ingeniero agrónomo.

Cassio Luiselli, quien es investigador del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, dijo que en comparación con muchos países, México tiene una buena disponibilidad y acceso a alimentos, pero esto no debe volvernos ciegos frente al sufrimiento que padecen grupos vulnerables, por ejemplo, los niños, las mujeres en edad reproductiva y muchas comunidades indígenas.

“La FAO (Organización de Naciones Unidas sobre Alimentación y Agricultura) tiene índices de seguridad alimentaria que son elaborados en base a variables como el tamaño de los acervos, menos importaciones más exportaciones. En ese indicador México no aparece tan mal porque, en promedio, cada mexicano tiene una disponibilidad de 3 mil 145 kilos calorías por día, lo cual es superior al promedio recomendado por la FAO, que es de 2 mil 362 kilo calorías por día. Sin embargo, todos sabemos que el promedio en México es engañoso, pues al menos 5% de la población no tiene acceso a los nutrimentos mínimos”, dijo Luiselli Fernández.

 

DECIDIR CON EVIDENCIA. El panel, en el que estuvieron presentes más de 250 estudiantes, profesores, investigadores y productores, tuvo una calidad de reflexión alta y datos muy sólidos.

Horacio Santoyo, investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo, habló de la necesidad de que México reflexione con más cuidado el concepto de intensificación sustentable de la agricultura, pues algunas megatendencias que no van a cambiar, como el crecimiento de la población y la escasez de agua, obligarán a producir más alimentos en la misma superficie de cultivo. Subrayó la necesidad de que México tome decisiones de seguridad alimentaria con políticas públicas consensadas, pero sobre todo basado en evidencia científica.

Jesús Moncada de la Fuente, actual director del Colegio de Posgraduados de Chapingo (ColPos) y quien fuera el director fundador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), dijo que en la actualidad el sector agro alimentario de México está integrado por 4 millones de unidades de producción, la mayoría de las cuales son pequeños ganaderos o campesinos con parcelas chicas y todos están en un cambio de filosofía en el que ya no es importante sólo elevar la producción, sino ayudar a que sus productos tengan mayor valor agregado gracias a elevar la calidad, inocuidad, procesamiento y mercadeo.

El encuentro también contó con las exposiciones de Felipe Torres Torres, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM; Enrique Sánchez Cruz, director del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica) y la mesa fue moderada por Everardo González Padilla, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: /www.cronica.com.mx

Publicidad