20 de mayo de 2017 10:29 AM
Imprimir

Carne: la meta es ganar mercados

Repunte lento En marzo se exportaron 28.400 toneladas de carne vacuna, un volumen 21% mayor que el del mes anterior y 22% superior al de marzo de 2016. No obstante, esa cifra está muy lejos de las 771.000 toneladas de 2005. ¿Qué hace falta para que este proceso incipiente se fortalezca? Según Diego Ponti, de […]

Repunte lento

En marzo se exportaron 28.400 toneladas de carne vacuna, un volumen 21% mayor que el del mes anterior y 22% superior al de marzo de 2016. No obstante, esa cifra está muy lejos de las 771.000 toneladas de 2005. ¿Qué hace falta para que este proceso incipiente se fortalezca? Según Diego Ponti, de la consultora Globaltecnos SA, hay que incrementar la competitividad del sector exportador: hoy el precio de la carne de novillo en gancho en la Argentina es 20% superior al de los socios del Mercosur. “Para resolver este problema hay que incrementar la producción de novillos y reducir la alta carga impositiva. Los productores deberían recibir incentivos para hacer frente a los costos y al mayor tiempo de inmovilización del capital que exigen los novillos pesados”, apunta.

Diversificar

También hay que diversificar los cortes exportados más allá de los cuatro clásicos -lomo, bife angosto, bife ancho y cuadril- que son solo el siete por ciento del animal faenado. Además, Ponti pide que se siga afianzando el marco institucional de la actividad. “Si bien se han tomado medidas concretas que le otorgan más previsibilidad, como la quita de derechos de exportación, los reintegros y la rebaja del impuesto a los Ingresos Brutos, eso solo no alcanza”, advierte. Por último, se debe considerar el tiempo, factor clave en ganadería. “Hace falta tiempo «hacia afuera» para recuperar clientes perdidos y confianza en el mundo, y tiempo «hacia adentro», para que los productores se convenzan de que producir más es buen negocio”, desafía el técnico.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La NAcion

Publicidad