20 de mayo de 2017 06:32 AM
Imprimir

Vidal no perdona ni con el agua al cuello

Es cierto que a un organismo recaudador no se le puede pedir que tenga sentido del tacto y la oportunidad. Pero las notificaciones enviadas por ARBA (Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires) al inundado partido de General Villegas que informan de un reajuste de la valuación fiscal de las partidas rurales superan […]

Es cierto que a un organismo recaudador no se le puede pedir que tenga sentido del tacto y la oportunidad. Pero las notificaciones enviadas por ARBA (Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires) al inundado partido de General Villegas que informan de un reajuste de la valuación fiscal de las partidas rurales superan todos los límites conocidos. La situación parece una broma, aunque de mal gusto. ¿Qué ejercicio de yoga, o de meditación debería realizar un productor que perdió toda la cosecha, y por lo tanto los ingresos del año, para mantener la calma mientras lee la carta donde lo notifican de un aumento de la valuación fiscal del 35% y un incremento del impuesto del 130%?

En las últimas semanas, ARBA envió cerca de 14.000 notificaciones a los partidos de la provincia con el nuevo cálculo de revalúo con un plazo de diez días hábiles para presentar el descargo y evitar que quede firme el incremento. En definitiva se le propone al productor una carrera de obstáculos contra cronómetro. Para salir airoso de la prueba se debe: 1) encontrar cuál es el procedimiento de cálculo utilizado por ARBA; 2) comprenderlo y evaluarlo; 3) formular una respuesta.

María Eugenia Vidal
María Eugenia Vidal. Foto: Captura de TV

Las notificaciones enviadas por ARBA con los cambios en las valuaciones fiscales de los campos no son nuevas, sino que se vienen repitiendo en los últimos años. No son otra cosa que parches que detectados por el Departamento de Metodología Valuatoria del organismo intentan ajustar el valor fiscal de los campos. Pero el sistema está obsoleto. Con buen criterio las entidades de productores vienen reclamando al gobierno provincial la discusión de un nuevo esquema fiscal en lo que hace al impuesto inmobiliario. Hasta el momento no han tenido éxito en la iniciativa. Las urgencias en recaudar superan cualquier planteo de mediano plazo.

El actual retraso cambiario deja aún más al desnudo un combo insostenible de impuestos y tasas nacionales, provinciales y municipales. Hoy cualquier alimento carga con un 50% de impuestos.

La presencia del presidente Macri en el pabellón de 800 metros cuadrados del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva), el doble del stand de Brasil, fue un espaldarazo para las 24 empresas exportadoras que estaban presentes. Si bien despertó entusiasmo el cierre de negocios por 4000 dólares la tonelada de cortes de inferior calidad de la vaca compuestos por el cogote, el garrón y el brazuelo que el mercado chino consume en abundancia, quedó bien claro el liderazgo de Australia en los cortes premium. A los australianos es difícil competirle por la cercanía y por el posicionamiento que tienen como carne de calidad. Y en este segmento nuestra carne todavía sufre de un gran desconocimiento. China demuestra que abrir mercados no es lo mismo que ganarlos. Un objetivo muy complicado con estas condiciones.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad