22 de mayo de 2017 02:24 AM
Imprimir

Directivos de JBS alcanzan un acuerdo con la justicia brasileña en medio de un escándalo por soborno a políticos del paísDirectivos de JBS alcanzan un acuerdo con la justicia brasileña en medio de un escándalo por soborno a políticos del país

Siete ejecutivos de la firma cárnica brasileña JBS, entre los que se encuentran los propietarios de la firma, los hermanos Batista, Wesley y Joesley, han alcanzado un acuerdo para pagar multas a la justicia brasileña en medio de un escándalo de corrupción por haber sobornado a políticos del país. Con el pago de las multas […]

Siete ejecutivos de la firma cárnica brasileña JBS, entre los que se encuentran los propietarios de la firma, los hermanos Batista, Wesley y Joesley, han alcanzado un acuerdo para pagar multas a la justicia brasileña en medio de un escándalo de corrupción por haber sobornado a políticos del país. Con el pago de las multas lograrán reducir posibles penas.
La empresa ha firmado un acuerdo con la Fiscalía General que fue ratificado por la Corte Suprema del país por 225 millones de reales.

Desde el comunicado remitido por la empresa no se ha aclarado por qué han pagado la multa exactamente pero podría estar relacionado con una acusación sobre el actual presidente del país, Michel Temer. El dueño de la cárnica, Joesley Batista, grabó una conversación privada en la que Temer autoriza que se continúe entregando dinero mensualmente al expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, preso en la cárcel por corrupción, para comprar su silencio.

Batista también aseguró que transfirió a cuentas en el extranjero un total de 70 millones de dólares para el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (2003- 2010), y otros 80 millones de dólares para la expresidenta Dilma Rousseff (2011- 2016), ambos del Partido de los Trabajadores (PT).

Temer niega la conversación pero Joesley Batista ha entregado una grabación a las autoridades brasileñas con la conversación con el presidente brasileño a las autoridades. Por esto JBS habría logrado alcanzar un acuerdo con la justicia del país para el pago de la multa.

A su vez, Joesley Batista a enviado una carta a los medios brasileños admitiendo que se equivocó y pidiendo disculpas. Asegura que no está orgulloso de lo hecho pero asegura que ha crecido en otros paíss “sin transgredir valores éticos”. Batista asegura que su empresa asume desde hoy un compromiso público para ser intolerante con la corrupción y someterse a los mecanismos de investigación existentes.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Eurocarne

Publicidad