22 de mayo de 2017 17:41 PM
Imprimir

5 criterios etológicos que ayudan al manejo de bovinos sin estrés

Es fundamental que las personas que se dedican a la crianza y al manejo del ganado se preocupen por conocer su psicología y comportamiento para que de esta manera se les facilite el trabajo y puedan solucionar problemas de una manera correcta.
Los trayectos cortos y largos, la forma en como trasportan a los animales, e incluso el calor, son factores que pueden producir estrés y las consecuencias que generan en la merma de la productividad de leche y carne pueden ser grandes.
De acuerdo con Giovanni Pinilla, médico veterinario, ganadero y presidente de la Asociación de Ganaderos de Ubaté, el estrés genera la liberación de ciertas hormonas, como por ejemplo la adrenalina, las cuales inhiben estados fisiológicos normales que ponen en alerta el animal y hacen que se generen sensaciones como el miedo.
“Este efecto hace que se pierda el confort y se obstruye la producción de hormonas benéficas, que son las que llevan a los animales a que estén cómodos. Hoy estamos viendo que se está trabajando mucho el bienestar animal y la importancia de ponerlo en práctica”, indicó.
Por esta razón es importante tener presente que un ganado bien tratado no va a sufrir de estrés, de allí la necesidad de entender su conducta. A continuación les vamos a presentar algunos tips para manejar el ganado de manera correcta:
Trabajar sin apuros
Si bien en una empresa ganadera son muchas las labores que se deben realizar en el día a día, no es recomendable realizarlas a toda prisa y menos cuando se trabaja con animales con los que se busca producir leche o carne.
Realizar labores evitando ruidos y gritos y sonidos agudos
Los bovinos son animales que están muy pendiente de los ruidos, sobre todo cuando se dirigen o se encuentran en el ordeño. Los golpes, los ladridos de los perros, el sonido de las máquinas, son factores que pueden influir en su comportamiento.
Prescindir del personal agresivo
Desafortunadamente el maltrato a los animales que se encuentran en la finca es un tema de todos los días. Algunos vaqueros no tienen consideración, ni respeto con estos seres vivos que proporcionan grandes beneficios al ser humano.
En la mayoría de casos es muy difícil desaprender prácticas que se han venido realizando por décadas, las cuales eran aceptadas, por esta razón es mejor optar por no seguir trabajando con personas que no están dispuestas al cambio.
No golpear a los animales
Si se desconoce el comportamiento de los semovientes la realización de la labores más sencillas de la finca, se van a tornar muy complicadas. Si un ganadero cree que tratándolos mal y golpeándolos van a producir más, está muy equivocado.
No apretar o aglomerar a los animales
Es de vital importancia asegurarle a los animales suficiente espacio y facilidades para permitir su libre expresión.
Si bien hoy en día se busca producir más en menores espacios, se debe tener mucho cuidado a la hora de intensificar los modelos y de confinar los animales pues con esta práctica se está alterando toda la naturaleza de la especie
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad