23 de mayo de 2017 14:47 PM
Imprimir

Aumentan los controles en la comercialización de la carne vacuna

Uno de los últimos sucedió en los campos del “Rey de la carne”. Alertan que no se trata del único caso y las medidas implican desde sanciones económicas hasta el cierre definitivo de los algunos frigoríficos denunciados.

A principios de año el Gobierno Nacional puso en marcha el nuevo sistema de comercialización de hacienda y carnes vacunas, medida que busca frenar la informalidad de los frigoríficos/cooperativas y avanzar con el entrecruzamiento de datos de aquellos que intervienen en el proceso de faena.
Se trata de un Régimen de retenciones, percepciones y pagos a cuenta de IVA aplicables a los operadores de faena y a quienes comercializan hacienda, entre otras cosas.
Fue el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien reconoció que las medidas tienen la finalidad atacar la informalidad en la comercialización de hacienda y carnes, donde a su juicio “falta un grado importante de transparencia”.
El principal fiscalizador es la SUCCA unidad que sumó gran parte de las funciones que tenía la vieja ONCCA y quienes según gente del sector tendría el aval del sector gremial del personal de la carne, de la producción y también de los frigoríficos. Otra de las entidades que denuncia y reclama es la CICCRA.

Se busca con esta medida enfrentar una problemática que desde hace años vienen denunciando el sector privado y también innumerable cantidad de vecinos que nada tienen que ver con la industria frigorífica y que sin embargo padecen la informalidad a la que los someten la proliferación de frigoríficos que funcionan como cooperativas o bien sin registrar su facturación o sus operaciones comerciales.

Los efectos negativos del funcionamiento de frigoríficos irregulares se traducen, según la cámara cárnica, en:
-Evasión impositiva (IVA-Ganancias-Ingresos Brutos),
-Evasión previsional (no se pagan los aportes de los empleados no registrados);
-Riesgo sanitario (altísimo y relacionado principalmente con los desechos que genera el sector).
-Reducción a casi esclavitud a los operarios, supuestos cooperativistas, que reciben ingresos inferiores a los de convenio y no gozan de vacaciones pagas, ART ni salario familiar.
-En nuestra localidad, recientemente vecinos de Cañuelas denunciaron al empresario SAMID acusándolo de arrojar vacas muertas en campos de la zona y contaminar arroyos y efluentes.

También existen denuncias a Cooperativa “La Floresta” de Virrey del Pino y a FRIGOCARNE de Máximo Paz. Los Vecinos denuncian la existencia de olores nauseabundos que aparecen principalmente de noche, contaminación de napas de agua, etc. Algunos de los reclamos tramitan ante la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°1 descentralizada de Cañuelas y ante el Departamento de delitos ambientales de la Policía Federal.

Algunos de los organismos encargados de la fiscalización y control ambiental en la zona de Cañuelas son ACUMAR, OPDS, ADA, y la Policía Ecológica, quienes se encuentran realizando permanentes inspecciones para dar con los responsables y quienes vienen efectuando diversas presentaciones en las investigaciones en curso.

La Policía Ecológica tiene una línea donde se pueden denunciar casos de irregularidades en establecimientos que se dediquen a la de faena de animales: (0221) 4231750 /4242236 – P.E

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Cañuelas al día - Cañuelas

Publicidad