23 de mayo de 2017 17:41 PM
Imprimir

Vacunación aftosa en Uruguay, promueven asociaciones público privadas

Un medio para apoyar las competencias de los servicios veterinarios nacionales.

Las asociaciones público-privadas (APP) son fundamentales para que los servicios veterinarios puedan cumplir la responsabilidad de garantizar una comunidad mundial más segura y saludable, a la vez que desempeñan un rol significativo en el logro al 2030, de varios objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas (ODS), según lo definió la asamblea de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) que se cumple en París.

Las APP a nivel nacional pueden impulsar las competencias tanto del sector público como privado para el cumplimiento de dichas metas. Existen numerosos ejemplos de asociaciones provechosas en las que los sectores público y privado comparten metas comunes para lograr los resultados deseados de manera colectiva, se destacó en la OIE.

El potencial de las APP

El tema fue presentado por el Samuel Thevasagayam, director adjunto para el desarrollo mundial de la Fundación Bill & Melinda Gates quien también dirige el área de la iniciativa ganadera. El ponente, a través de varios ejemplos exitosos de APP en África y Asia, demostró el potencial que las APP tienen para reforzar la eficacia de las prestaciones de los servicios veterinarios y satisfacer las necesidades de la sociedad actual.

Las APP pueden, por ejemplo, ofrecer una importante contribución en la implementación de programas mundiales liderados por los servicios veterinarios, tales como la prevención y el control de enfermedades animales (peste de pequeños rumiantes, fiebre aftosa, influenza aviar o rabia), la lucha contra la resistencia a los agentes antimicrobianos o la consolidación de la legislación veterinaria.

En este contexto, los países miembros pueden obtener beneficios, entre otros, ayuda a fomentar colaboraciones de alto impacto entre el sector público y el privado y alcanzar objetivos comunes. Ante todo, el proceso brinda asistencia a los servicios veterinarios para que puedan actuar según los preceptos de la buena gobernanza y mejorar el cumplimiento de las normas de la OIE.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad