24 de mayo de 2017 01:51 AM
Imprimir

En Colombia el problema del agro no es producir, es comercializar

Cuando las áreas sembradas de cereales y leguminosas crecen, los problemas igualmente florecen y se agudizan porque no se tiene infraestructura de secamiento y almacenamiento.

De acuerdo con Henry Vanegas Angarita, gerente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, salvo en Colombia, el maíz, frijol, soya, cebada, trigo, avena y arveja se venden como perecederos, mientras que en otros países se secan y almacenan para no “salir apurados a vender todo y todos al mis-mo tiempo. Acá carecemos de esa infraestructura productiva básica, tanto a nivel de finca como en la región”.

Los maiceros aceptaron el reto de Colombia Siembra de crecer 50% del área nueva en los Llanos y un 50% en el resto del país.

La meta se cumplió; sin embargo, se presentaron problemas de comercialización al punto de que 67.000 toneladas en los Llanos Orientales y 60.000 toneladas en el resto del país no tenían comprador a la vista.

Vanegas Angarita dijo que debido a lo anterior, los “productores prefieren entregar su maíz a precios ruinosos que ponerse a esperar un ajuste al precio, un subsidio o un apoyo al transporte”.

Difícil competir

Vanegas Angarita dijo que con las herramientas actuales es imposible competir con el maíz importado. Se trabaja con combustible costoso, alta dependencia de semillas importadas y caras, fertilizantes e insumos costosos, mano de obra escasa, fletes onerosos, no hay asistencia técnica, no se cuenta con infraestructura de producción y el crédito estatal es corto.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad