24 de mayo de 2017 03:35 AM
Imprimir

¿Qué tan frecuentes son las preñeces múltiples en bovinos?

A pesar de que las preñeces de gemelos o mellizos no son muy frecuentes y de que la ocurrencia de vacas con parto de trillizos sea relativamente escasa, sí se reportan casos de este tipo de gestaciones múltiples en diferentes zonas del país.
Existen diferentes factores que pueden influir en la producción de preñeces múltiples entre ellos: edad de la vaca, época del año en que se preña, heredabilidad, repetibilidad y alteraciones en el equilibrio hormonal.
De acuerdo con Felipe Aristizábal, médico veterinario, zootecnista y especialista en producción de leche, las preñeces múltiples no son muy frecuentes en ganado bovino, aunque su ocurrencia puede depender del tipo de raza.
El médico veterinario – zootecnista explicó que en ganaderías tradicionales pueden pasar años para que se presenten los casos en mención.
Sin embargo, expuso que en los hatos de alta producción, con un manejo intensivo de hormonas, se aumenta la probabilidad de que ocurran este tipo de gestaciones.
Para este experto, los partos de gemelos, mellizos o trillizos son indeseables. En ese sentido argumentó que hay diferentes razones que lo llevan a sentar esa posición entre ellas el tamaño.
Precisó que el tamaño de esos terneros va a ser menor porque cuando 2 o 3 animales están compartiendo el mismo vientre no se pueden desarrollar igual.
“Si normalmente una cría debería pesar entre 35 y 40 kilos, cuando son varios pueden pesar entre 18 y 20 kilos cada uno por lo cual su cuidado va a ser mucho más dispendioso”, comentó.
Otra de las razones que expuso Aristizábal es la alta probabilidad de que se presente un parto distócico, es decir, un parto con complicaciones.
Asimismo indicó que la mortalidad en los casos de partos múltiples es 3 o 4 veces mayor que en un parto único precisamente porque una o varias crías pueden nacer muertas, se pueden lastimar al nacer si se presentan complicaciones o si nace, y su tamaño es pequeño, se vuelve muy débil, no se alimenta lo suficiente y puede morir.
Por otro lado dijo que el sobre esfuerzo de la vaca al parir es muy grande. La vaca queda deshidratada e hipocalcémica y lo más probable es que empiece su lactancia agotada.
“Si bien luego del parto todas las vacas sufren de un balance energético negativo, en los animales con preñeces múltiples es mucho más marcado y recuperarlos resulta muy complicado”, precisó.
El también especialista en producción de leche señaló que otros de los inconvenientes que pueden traer los partos múltiples son que se presenten casos de Freemartin, de retenciones de placenta y peor aún que se aumenten los días abiertos.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad