25 de mayo de 2017 01:30 AM
Imprimir

Crece la participación de Australia y Nueva Zelanda en el mercado chino de lácteos gracias a los Tratados de Libre Comercio

“Australia y Nueva Zelanda, dos naciones que tienen Tratados de Libre Comercio (TLC) con China, continúan expandiendo su participación en el mercado de leche fluida importada por la nación asiática.

El TLC les permite además exportar leche fresca por vía aérea a China”. Así lo indicó un informe publicado por el USDA relativo a la situación y perspectivas del negocio lácteo en China.

“Adicionalmente, compañías chinas han estado invirtiendo intensamente en la cadena de valor láctea de Nueva Zelanda y Australia para generar productos orientados exclusivamente al mercado chino”, añadió.

“La Unión Europea seguirá siendo el mayor exportador de leche fluida en 2017 en la medida que persista el bloqueo (vigente desde agosto de 2014) implementado por Rusia a los lácteos europeos. Además, si bien la UE redujo su producción de leche hacia fines de 2016, aún tiene que comercializar los stocks acumulados el año pasado, lo que continuará presionando a la baja los valores internacionales de la leche fluida”, explicó el USDA.

En el año 2016, según datos aduaneros chinos relevados por el USDA, el 65% de las importaciones chinas de leche fluida fueron cubiertas por productos de origen europeo (mayormente leche ultrapasteurizada o UHT), seguido por Nueva Zelanda (21%) y Australia (12%), entre otros proveedores. Se espera que en 2017 la importación de leche fluida alcance 750.000 toneladas versus 634.000 toneladas en 2016.

“Si bien el consumo de leche UHT local viene descendiendo en línea con una preferencia creciente por la leche fresca y yogures en las grandes ciudades, la leche UHT importada sigue siendo popular al ser percibida como un producto seguro y con alta calidad por parte de los consumidores chinos. La mayor parte de la leche UHT es adquirida a través de plataformas de comercio digitales por parte de jóvenes profesionales urbanos”, indicó el informe del USDA.

El USDA proyecta que en 2017 la importación china de leche en polvo entera sea de 450.000 toneladas versus 420.000 y 347.000 toneladas en 2016 y 2015 respectivamente, mientras que las compras de leche en polvo descremada bajarían a 175.000 toneladas contra 184.000 y 200.000 toneladas en el mismo período.

La leche en polvo importada se reconstituye en territorio chino para elaborar fórmulas infantiles, leche UHT, yogur, bebidas lácteos y productos panificados, entre otros usos.

“Las nuevas regulaciones implementadas por el gobierno chino provocaron una caída de la producción de ese producto que se extendió al consumo de la leche en polvo descremada, dado que buena parte de los fabricantes emplean ese insumo. Prevalece la incertidumbre en el sector ante la posibilidad de que no todas las empresas puedan cumplir con las nuevas exigencias”, señaló el USDA.

Prácticamente la totalidad de las ventas de leche en polvo entera son acaparadas por Nueva Zelanda (96% en 2016), mientras que esa nación el año pasado concentró 60% de las colocaciones de leche en polvo descremada, seguida por la UE (23%), EE.UU. (8%) y Australia 89%).

  valorsoja.com
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad