25 de mayo de 2017 12:21 PM
Imprimir

En medio del cierre de plantas en Sancor, el Gobierno avanza con cambios en el convenio laboral de la industria lechera

Se busca introducir criterios de productividad similares a los aplicados en sectores como el petrolero. El gremio mostr贸 buena disposici贸n, justo cuando se est谩 por poner a consideraci贸n de la asamblea la conversi贸n de Sancor en sociedad an贸nima y facilitar de esa manera su reestructuraci贸n o venta.

El Gobierno avanza en su plan de modificar los convenios colectivos para bajar los costos y ganar competitividad. En medio del cierre de plantas en Sancor y un clima de tensi贸n larvada con el gremio lechero, el Ministerio de Trabajo inici贸 el martes la apertura formal de la negociaci贸n para introducir cambios en el r茅gimen laboral de los trabajadores de esa actividad.

Se trata del puntapie inicial luego del acuerdo alcanzado el 5 de mayo pasado, en que las autoridades se comprometieron a otorgar un cr茅dito de $450 millones a la cooperativa, a cambio de una reducci贸n de los aportes patronales al gremio, la condonaci贸n de deudas a las empresas por dicho concepto, y la revisi贸n en un plazo de 30 d铆as h谩biles del convenio que data de 1988.

En una reuni贸n expeditiva, la mesa convocada por el equipo del subsecretario de Trabajo, Ezequiel Sabor, acord贸 este martes acelerar los pasos con el intercambio de documentos de cara a un encuentro la semana pr贸xima, en cuya agenda figuran las licencias, horas extras, accidentes y enfermedades, presentismo, reemplazos, el r茅gimen de renuncias, categor铆as y polifuncionalidad o multitareas.

De la convocatoria particip贸 el titular de la C谩mara de la Industria Lechera (CIL), Miguel Paul贸n; Ruben Ema y Carlos Marcelo Beldi en representaci贸n de Sancor, Rub茅n Bonagino y Pablo Villano por la Asociaci贸n de Peque帽os y Medianos Empresarios L谩cteos (Apymel), y el titular de Atilra, Hector “Etin” Ponce.

Desde el Gobierno destacaron la “buena predisposici贸n” del gremio y el clima ameno de la audiencia. “No es un dato menor que se hayan sentado a integrar la comisi贸n, era una de las condiciones para salvar a Sancor“, reconocieron a iProfesional.com fuentes de la cartera laboral. Pero la discusi贸n promete nuevos cortocircuitos.

Es que cerca de Ponce perciben una ofensiva en marcha contra el gremio para “flexibilizar” las condiciones de trabajo m谩s all谩 de Sancor, en l铆nea con la negociaci贸n desarrollada en Vaca Muerta, donde el petrolero Guillermo Pereyra acept贸 la resignaci贸n de beneficios laborales como condici贸n para mejorar la competitividad y atraer inversiones al yacimiento en Neuqu茅n.

En el caso de los lecheros, el convenio qued贸 en la mira por los aportes extraordinarios que el sindicato recib铆a de las empresas desde 2009 con destino a la obra social. El 3 de mayo pasado, en horas previas a un paro in茅dito de Atilra que paraliz贸 11 plantas, el Presidente carg贸 contra la entidad por “un enorme desmanejo interno en su conducci贸n con serios problemas de gesti贸n; y un p茅simo convenio laboral, inviable”.

Fruto de las presiones, Atilra acept贸 derogar el aporte mensual de $3.300 por trabajador y reducirlo a una suma de $1.500 para las empresas de m谩s de 70 empleados y de $750 para las m谩s chicas, a la vez que perdon贸 deudas por $200 millones a las Pyme. En el caso de Sancor, ya hab铆a aceptado el diferimiento por seis meses del pago del 15% de los sueldos a los empleados de Sancor y se hizo cargo del 50% de los salarios ca铆dos desde septiembre.

Con todo, la discusi贸n sobre los costos laborales volvi贸 al centro de la escena en las 煤ltimas semanas. En un spot, el gremio sali贸 a rechazar que el valor de la mano de obra y los aportes sindicales afectaran la competitividad de la industria. Seg煤n datos citados del Instituto Argentino de Profesores de Costos (IAPUCO), de una canasta de productos l谩cteos valuados en marzo a 18,06$, el trabajador se llev贸 $0,83, un 4% de lo que el consumidor paga en la g贸ndola.

El sindicato difundi贸 el video luego de un informe del programa La Cornisa conducido por Luis Majul, titulado la “Guerra de la leche”, que apunt贸 contra Ponce por mantener sus “ingresos millonarios” y un sindicato “rico” en una “industria quebrada”. En Atilra sospechan que detr谩s de esa investigaci贸n est谩 el jefe de Gabinete, Marcos Pe帽a.

El otro frente de conflicto son las paritarias de la actividad, que siguen en suspenso. A fines de enero pasado, el sector acord贸 una suba del 13,9% por tres meses para completar el 煤ltimo tramo pendiente y llevar el aumento total al 40,9%. En abril del a帽o pasado ya hab铆an convenido una suba del 26,1% que llev贸 el m铆nimo a $15.700 en mayo y $19.330 en octubre. Con suba del primer trimestre de 2017, el piso iba a llegar a $22.000, pero Trabajo nunca lo homolog贸.

En paralelo a la revisi贸n del convenio, Sancor avanz贸 en los 煤ltimos d铆as en su plan de reestructuraci贸n exigido por el Gobierno. Luego de recibir el viernes pasado $250 millones del pr茅stamo oficial, la cooperativa empez贸 a saldar deudas con productores y empleados, y convoc贸 a una asamblea extraordinaria el 30 de mayo. All铆 se pondr谩 a votaci贸n su conversi贸n en Sociedad An贸nima -paso necesario para su venta-, y el despido de m谩s de 1.000 de sus 4.400 empleados.

El denominado “Plan Sancor” contempla adem谩s el cierre definitivo de cuatro de sus 16 plantas. La intendencia de Brinkman confirm贸 el martes la liquidaci贸n de la planta situada en esa localidad de C贸rdoba y el despidos de 120 empleados, mientras que la quesera La Tarantela, especializada en la elaboraci贸n de ricota y muzarella, dio a conocer gestiones para comprar la filial ubicada en el pueblo santafesino de Centeno.

Las otras dos en la mira ser铆an la de Moldes (C贸rdoba) y Gobernador Galvez (Santa F茅).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: iProfesional

Publicidad