31 de mayo de 2017 12:22 PM
Imprimir

Del 45º S al 47º S abundan el langostino y los barcos

La temporada de pesca en aguas nacionales arrancó hace una semana. Los últimos datos dan cuenta de rendimientos de 9.000 kilos por hora; en tres horas se completa la capacidad productiva diaria. También crece sin pausa el número de barcos en la pesquería.

La prospección de langostino que hizo el INIDEP entre los paralelos de 45º S y 47º S con sus jefes de Programa embarcados mostró excelentes rendimientos, razón por la cual se abrió el 20 de mayo la temporada de pesca. Al inicio estaban operando unos 70 barcos más una veintena de costeros sin sistema AIS –Sistema Automático de Identificación de la PNA- a los que ya se han sumado más de 40 barcos fresqueros de Mar del Plata. Los últimos datos reflejan rendimientos de 9.000 kilos por hora que son recogidos con un solo tangón en lances de 15 a 20 minutos, según los datos suministrados por la flota. Nadie por el momento piensa en cambiar de zona, hay langostino para todos los gustos.

La temporada de langostino inició de forma espectacular, con rendimientos de 9.500 kilos por hora y luego de una semana en la que ya hay más de cien barcos operando en dos cuadrantes solo ha bajado 500 kilos por hora. Mientras se mantengan estos rendimientos nadie pensará en prospectar otra área. Solo el número de barcos determinará el tiempo de la temporada, dado que cada vez es mayor la cantidad de buques entre los que debe distribuirse el recurso.

Los rendimientos son mejores que en 2016, cuando se debía arrastrar por horas para capturar las toneladas necesarias de una producción diaria. Ahora, con tres lances hechos con una sola red durante 15 o 20 minutos, es suficiente para completarla.

La flota puede desplazarse entre los paralelos de 45º S y 47º S pero se mantiene concentrada entre el 46º 20’ y 45º, sin acercarse al límite; y entre el 64º W y 65º W. La distribución de los barcos está dada por el interés comercial: hacia el sur se encuentran los que buscan langostino L1 y L2, mientras que hacia el límite exterior quienes prefieren L2 y L3, mayormente el sector patagónico.

El número de barcos en la zona habilitada al inicio de la temporada era de 70 y unos 20 sin sistema de transmisión AIS. Este dispositivo es un servicio de determinación en tiempo real del tráfico marítimo y fluvial de la República Argentina, controlado por la Prefectura. A estos casi 90 barcos hay que sumarles los más de 40 que comenzaron a partir de Mar del Plata rumbo a la zona de pesca.

Los rendimientos diarios en este sector de la Veda de merluza serán determinantes para la duración de su apertura. De los 137 barcos que se encuentran en operaciones, según datos del monitoreo satelital de la Subsecretaria de Pesca, 37 son tangoneros y 98 arrastreros que en su mayoría se encuentran abocados a la pesca de langostino.

En Puerto Deseado ya han descargado los primeros barcos ayudando a mantener la intensa actividad que el calamar provocó durante el primer trimestre. Según reflejaron medios locales, el Arbumasa I fue el primer barco en atracar tras una marea de apenas 8 días y descargó 80 toneladas de producto; luego lo hicieron las firmas Veraz, Vieira Argentina, Argenova y Pesquera Santa Cruz, entre otras.

Una política de promoción provincial permitió al Puerto de Deseado disminuir el costo de desembarque y hasta fresqueros marplatenses lo ha considerado una opción, como los propietarios del Letare, que descargó el domingo pasado 1.600 cajones que capturó, según declaraciones de la tripulación, en un sólo día de pesca.

Según la estadística oficial se llevan descargadas en total 42.300 toneladas, de las cuales 35.500 corresponden a la flota costera; 500 a la fresquera de altura; 1.350 a la de rada o ría y 3.452 a la flota congeladora tangonera.

En el Consejo Federal Pesquero quedó pendiente de discusión la incorporación de nuevos barcos a la pesquería a través de reformulaciones de permiso y la limitación del límite de tiempo por marea para los buques fresqueros: Chubut solicita que no se superen las 72 horas y Buenos Aires se opone.

Pero ante los buenos rendimientos, con los que como vemos en 24 horas se puede completar la bodega de un barco, el tema del tiempo deja de ser un problema como al parecer también lo es el cobro adicional de 40 pesos por cajón si no se cuenta con permiso de pesca provincial. Seguramente, definir la política pesquera para la especie seguirá siendo un tema primordial solo para el sector tangonero.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Revista Puerto - Mar del Plata

Publicidad