31 de mayo de 2017 15:28 PM
Imprimir

Si los mercados son el problema, también son el antídoto

La temporada de siembra de los cultivos en USA ha sido mixta, con un inicio por debajo del promedio tanto en maíz como en soja, pero con una inmediata recuperación durante las últimas semanas.

Para ser más exactos al momento el 91% del maíz fue sembrado, muy cerca al promedio de los últimos años de 93%, sin embargo, el estado de los cultivos fue de 65% y esta es la peor calificación de los últimos 5 años. Algunos estudios hablan de que no existe una correlación exacta entre el primer anuncio del estado de cultivos y el rendimiento final ya que el cultivo lógicamente aún no entrado en la fase reproductiva. El mercado lógicamente se centrara en estas cuestiones y en ausencia de noticias este parece ser el foco. A su vez, en general todo el Midwest disfrutara de ausencia de lluvias durante los próximos días, lo que permitirá casi sin problemas culminar con el último tramo de la siembra. Para soja el avance de siembra también se encuentra dentro de lo previsto para la fecha.

El mercado de la soja comenzó esta semana de la misma manera que fue abandonado al finalizar la anterior. El perfil técnico de la soja fue retado una vez más luego de perforar el mínimo de abril de 929,75 y después de eso parece que el siguiente escalón sería el valor psicológico de 900, luego 880 y así pareciera que nada nos alcanza… En este sentido, los subproductos persiguen la misma secuencia sin mucho soporte en el medio luego de que se rompan algunos mínimos.

Por otro lado, el mercado de maíz continua atascado desde hace 3 meses en la estrecha franja de CN (maíz julio) 364 a 378 centavos/bushel. Brasil, por su parte lleva recolectado el 1% del maíz de Safrinha en Matto groso y Paraná, se habla de que la calidad no es muy buena pero consecuentemente con el avance de cosecha esto puede mejorar. El agricultor Brasileño solo ha vendido el 28% del maíz de Safrinha, mientras que el año pasado a esta fecha llevaba vendido el 54%. Para hacerle frente al gran programa exportador, Brasil debería exportar al menos 5 mill de toneladas por mes hasta enero, algo que será bastante difícil de conseguir sabiendo que el ritmo promedio de 2015/16 fue de 3,5 mill de t.

Con estos valores cayendo estrepitosamente, los agricultores no venden mercadería, las monedas no se devalúan lo suficiente para contrarrestar la baja de los precios en dólares (Brasil y Argentina), el clima se acomoda en USA y deja de ser una amenaza inmediata y el usuario final después de haber comprado caro en comparación con hoy, se espera para lo que le queda. Mientras tanto hay quienes hacen uso de este mercado y estos son los fondos, mismos que han agregado nuevas posiciones cortas para soja, harina y aceite, realmente están apostando a más bajas? O son ellos mismos las que las están generando? Recuerden que si el mercado es el problema, también es el antídoto.

Por  Celina Mesquida, RJO´Brien

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agroeducacion

Publicidad