2 de junio de 2017 14:29 PM
Imprimir

El CFP modifica los cupos de langostino y vedará el Golfo San Jorge

El Consejo Federal Pesquero defendió su política de maximización de las capturas del crustáceo. Modificó los cupos como ocurrió en años anteriores y otorgó a Chubut y Santa Cruz 2.300 toneladas extras a cada una para sus fresqueros a cambio de vedar el Golfo San Jorge en 2017.

El Consejo Federal Pesquero aprobó por tercer año consecutivo una resolución modificando el cupo de los barcos para la pesca de langostino. A diferencia de lo que se hizo anteriormente se establecieron porcentajes de incremento del 50 al 150%, dependiendo de la captura total que se obtenga, en comparación con el promedio de los últimos 10 años. La Resolución 7 que plasma esta decisión fue aprobada en forma unánime por los consejeros en el Acta 14, en donde además se acordó el otorgamiento a Chubut y Santa Cruz de un cupo extra de 2.300 toneladas para cada provincia, a ser distribuido entre su flota fresquera, a cambio de que el Golfo San Jorge permanezca cerrado para la pesca de langostino durante 2017. También presentaron los resultados de la prospección de langostino en la zona comprendida entre los paralelos 45º S y 47º S, que como todos ya saben fueron excelentes y hoy alberga a 126 buques. Lamentablemente, de la ampliación del número de barcos en la pesquería a partir de las reformulaciones no hubo ninguna explicación por parte del Consejo; desde ayer se permitió el ingreso de un nuevo barco. Otros temas que se abordaron fueron el cobro de una tasa extraordinaria a los barcos que operan en Chubut sin ser de esa jurisdicción y la limitación de 72 horas de marea para los barcos fresqueros.

“A partir del año 2008 y hasta la fecha, la pesquería de langostino muestra una tendencia de crecimiento sostenido que, en la última temporada (2016) arrojó una captura total de 178.350 toneladas”, indicaron los consejeros y luego comunicaron que “vienen analizando los contenidos de un plan de manejo” junto con la Autoridad de Aplicación y las administraciones provinciales, sin contar aún con un plan definido.

“Mientras tanto, en respuesta a la abundancia del recurso de los últimos años, se ha dispuesto la supresión de los límites de las autorizaciones de captura de esta especie, es decir de los cupos anuales, como una medida temporal que permita lograr el máximo aprovechamiento racional del recurso”, dijeron; y citaron las resoluciones de 2015 y 2016 en las que se decidió lo mismo por idéntica razones.

La Resolución que modifica los límites de captura de los barcos durante 2017 lleva el número 7 y fue aprobada por unanimidad, argumentando que “durante el corriente año se viene observando nuevamente, desde el inicio de la temporada de langostino, un incremento sostenido en las capturas que a la fecha registran un volumen de aproximadamente 50.000 toneladas” y que se han incrementado “las capturas totales de la especie en relación con el promedio de capturas de los últimos 10 años”.

A diferencia de las resoluciones anteriores, en este caso se estableció que cuando las capturas totales de la especie alcancen el 50% del promedio de capturas de los últimos 10 años, los cupos se incrementarán en un 50%, para todas las jurisdicciones; cuando alcancen el 100% se incrementarán en igual medida, lo mismo que cuando lleguen al 150%; pero no podrán superar las 2.000 toneladas y no se aplica para los buques que poseen un cupo superior.

“Por otra parte, en el marco del plan de manejo de langostino y a partir de los informes técnicos del INIDEP que recomiendan un manejo precautorio en el Golfo San Jorge para proteger el proceso reproductivo que se desarrolla en el área y evitar una sobrepesca del reclutamiento, el CFP solicita a los Representantes de las Provincias de Chubut y Santa Cruz que trabajen en la implementación de vedas de langostino en dicho Golfo”, indicaron los consejeros en el Acta 14.

Ante el planteo, los Representantes de ambas provincias se comprometieron a gestionar la prohibición de pesca de langostino en el Golfo San Jorge, pero como esta decisión impacta a sus administrados solicitaron que se contemplara la situación de los buques fresqueros que cuentan con permiso de peca vigente, se dirigen a la especie como objetivo y descargan en sus jurisdicciones.

El Consejo, también por unanimidad, aceptó entonces que por este año se permita la modificación de las autorizaciones de captura de los buques fresqueros que indiquen Chubut y Santa Cruz hasta un tope total de 2.300 toneladas para cada provincia, sujeto al compromiso de ambas de prohibir totalmente la pesca de langostino en el Golfo San Jorge durante 2017.

Esta decisión no quedó plasmada en la Resolución 7 sino que se trata de una medida de manejo acordada por el Consejo Federal y será la Dirección de Pesca, a cargo de Juan Bosch, la encargada de aplicarla. Según trascendió se aplicará un coeficiente del 2,5 a los cupos originales de la flota que van de 150 a 1.200 toneladas.

El CFP acordó que de concretarse la puesta en vigencia de las vedas de langostino en el Golfo San Jorge, se proyectará esta decisión “hacia futuras temporadas, utilizando una metodología similar a la del presente año”. La medida cuenta con el apoyo de las cámaras que operan en estas provincias.

Resultados de la prospección

Que las condiciones para dar apertura de la temporada están dadas es una noticia vieja, dado que los barcos ya llevan más de 15 días operando entre los cuadrantes prospectados. Los datos reportados por el INIDEP indicaron que en las tres subáreas prospectadas se obtuvieron buenos rendimientos, superiores a los de la prospección realizada en el año 2016 en dos subáreas. La producción de langostino entero correspondió casi totalmente a L2, L1 y L3 en orden de importancia y se observó una pesca acompañante de merluza inferior al 10%.

Al día de hoy son 126 barcos los que se encuentran operando en los cuadrantes habilitados y la producción diaria es de 14 toneladas; serán los rendimientos por hora y las variaciones en la proporción de merluza los que determinarán el tiempo que permanecerá abierta la zona entre el 45º S y 47º S para la pesca. Según pudo saberse en la reunión de Comisión se acordó que se realizaría un monitoreo constante para cerrar cada área en cuanto estos parámetros se modificaran.

Le dieron la bienvenida a otro barco en la pesquería de langostino

En el año 2013 los propietarios de los barcos Regina Madre, Don Pablo Pennisi y Antártida presentaron la solicitud de una reformulación de permiso en la que proponían dar de baja estas tres embarcaciones a favor de un barco a construir con una autorización de captura para variado costero de 1.160 toneladas. El CFP lo aprobó y dio un plazo de dos años para la incorporación del nuevo buque.

En 2015 los armadores pidieron una prórroga aduciendo que la Provincia de Buenos Aires no les otorgaba autorización para especies excedentarias que les fue aceptada; pero en 2017, según lo refleja la primera acta del año, mudaron de parecer y pidieron cambiar la solicitud de reformulación. Como ahora buscaban langostino, el Consejo indicó que debían realizar una nueva y diferente presentación.

En marzo pasado los peticionantes cambiaron el original pedido de reformulación y ofrecieron mandar a desguace los tres barcos para ingresar otro, llamado Don Orione Santo, con “autorización de captura de todas las especies de 1160 toneladas”; léase, en esta definición, langostino. Ayer el CFP la autorizó: con un plazo de dos años para la incorporación del barco se aprobó el ingreso de un nuevo buque a la pesquería de langostino con un cupo de 1.040 toneladas.

Todos tenían algo que decir

En el Acta 14 mucho se habló de la pesquería de langostino. La Asociación de Costeros y el Representante de la Provincia de Buenos Aires se quejaron por el diferencial que la Provincia de Chubut cobra a los barcos que descargan en sus puertos sin ser de la jurisdicción. Adrián Awstin, impulsor de la norma, respondió que ante las quejas recibidas están “analizando su pronta revisión”.

La Cámara de Armadores (CAABPA) presentó una nota referida a la limitación de 72 horas de puerto a puerto para la flota fresquera que busca aplicar Chubut a partir de estudios de calidad realizados por investigadores provinciales. El tema en realidad se trató la semana pasada pero una fuerte discusión entre el Representante de Buenos Aires y el de Chubut generó el levantamiento de la sesión hasta el día de ayer, en que el tema tampoco fue abordado por el CFP.

La que también apareció fue CeDePesca: la organización presentó una solicitud de audiencia al CFP “para exponer el avance de los proyectos de mejora de las pesquerías de langostino” en su trabajo como soporte técnico de empresas langostineras que buscan la certificación internacional de la pesquería.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Revista Puerto - Mar del Plata

Publicidad