3 de junio de 2017 10:35 AM
Imprimir

China, un mercado que también busca la carne argentina de calidad

Mucho se ha hablado de China como potencial destino para nuestras carnes. También muchas son las preguntas que nos hemos hecho acerca de este relativamente nuevo mercado. En ocasión de asistir al último SIAL China en Shanghai, representando a la Asociación Argentina de Angus, pude ver más de cerca las características y realidades del mercado […]

Mucho se ha hablado de China como potencial destino para nuestras carnes. También muchas son las preguntas que nos hemos hecho acerca de este relativamente nuevo mercado. En ocasión de asistir al último SIAL China en Shanghai, representando a la Asociación Argentina de Angus, pude ver más de cerca las características y realidades del mercado Chino, sacar algunas conclusiones como también plantear nuevas preguntas.

En primer lugar debemos decir que a pesar de que las exportaciones de carne argentina a China están limitadas a la carne congelada, hoy es el principal destino. Prácticamente todo lo que se exporta es de baja calidad y precio. Principalmente garrón, brazuelo y menudencias. La potencial demanda de carne es enorme. Fundamentalmente carne de calidad, apuntando a un sector de alto poder adquisitivo.

Ahora bien, la pregunta es qué queremos venderle. Recorriendo supermercados Premium pude apreciar en las góndolas que se vendía carne Angus de animales alimentados a grano y carne Wagyu. ¡Con precios que iban hasta los 1.500 y 4.000 pesos por kilo! La mayoría proveniente de Australia y algo de Canadá. Ahora bien, debemos preguntarnos si podemos competir con ellos con ese producto o si debemos diferenciarnos y no perder nuestras características de productor de carne a pasto, tan reconocido en el resto del mundo y por lo que nuestras carnes son muy apreciadas.

A mi entender es una ventaja comparativa que no debemos perder. Como ejemplo, tenemos a Uruguay con su concepto de “carne natural”. Habiendo visto de cerca y apreciado el potencial mercado, probablemente la respuesta sea que hay mercado para todos.

Una cosa que me llamó mucho la atención es la cantidad de gente que se acercaba a preguntar por nuestra carne, tratando de iniciarse en el negocio. Como que hay un gran interés principalmente de parte de gente joven, de generar nuevos negocios. Y acá tenemos una gran oportunidad de vender carne de calidad, ya que estos nuevos potenciales traders apuntan a nichos de mercado de alto poder adquisitivo. Están más interesados en la calidad que en la cantidad.

La mayoría no conoce el tipo de hacienda que hay en Argentina ni cómo se produce. Si bien hoy en una importante proporción de los novillos de exportación son suplementados a grano, gran parte de su vida desde el nacimiento y hasta los últimos meses anteriores a la faena se mantienen en praderas, y eso es una ventaja que no debemos dejar de resaltar. Es una gran oportunidad de enseñarles que producimos carne principalmente de ganado británico y básicamente alimentado a pasto, y que esto está asociado a carne de alta calidad y saludable.

Hay mucho para hacer. China es una realidad hoy, un mercado inmenso. Mucho más cercano al que imaginábamos. Lamentablemente perdimos años de trabajo debido a las restricciones de exportación de carne durante el anterior gobierno. En ese sentido Uruguay nos lleva ventaja.

A pesar del excelente trabajo del IPCVA montando un Stand imponente de 800 mts cuadrados y la concurrencia de 24 empresas, pude ver que la afluencia de compradores en el stand de nuestros vecinos era mayor. Y esto también se debe a que no solo están habilitados para exportar carne congelada, sino también carne enfriada y con hueso. La visita del presidente Macri y las autoridades fue un apoyo muy importante. Esperemos que las gestiones para abrir el mercado chino a carne enfriada y con hueso se haga realidad lo antes posible. Si no, seguiremos viendo cómo nuestros competidores nos llevan la delantera.

Fuente: Clarin

Publicidad