4 de junio de 2017 23:24 PM
Imprimir

Uruguay : Preocupa presencia de garrapata infestada con hemoparásitos que genera otras enfermedades

La presencia de garrapata infestada con hemoparásitos, que genera enfermedades asociadas como anaplasmosis y babesiosis, preocupa a nivel de los Servicios Ganaderos, de acuerdo con lo indicado a EL TELEGRAFO por el doctor Eduardo Barre, quien reconoció que actualmente se aprecia mortandad de ganado adulto y terneros en varios departamentos, entre ellos Paysandú. “Esto se […]

La presencia de garrapata infestada con hemoparásitos, que genera enfermedades asociadas como anaplasmosis y babesiosis, preocupa a nivel de los Servicios Ganaderos, de acuerdo con lo indicado a EL TELEGRAFO por el doctor Eduardo Barre, quien reconoció que actualmente se aprecia mortandad de ganado adulto y terneros en varios departamentos, entre ellos Paysandú.
“Esto se ve beneficiado por el cambio climático que está alargando los períodos de parasitación y crecimiento en algunas zonas”, precisó el director general de los Servicios Ganaderos, durante el anuncio de las próximas Jornadas Uruguayas de Buiatría, a realizarse en Paysandú entre el 8 y 9 de junio en las instalaciones del salón Egeo.
Al confirmar que existen denuncias de la presencia de ganado muerto por garrapata portadora de hemoparásitos, solicitó a los productores que “se acerquen a los servicios sanitarios departamentales y denuncien”, al tiempo que acotó que el interés del Ministerio de Ganadería no radica en interdictar el predio, sino “prevenir que esa garrapata infectada vaya a otro establecimiento y genere problemas a otros productores”.
Tales apreciaciones surgen al ser consultado sobre productores que no denuncian las mortandades de ganado por la presencia de garrapata, procurando evitar la interdicción del predio, lo que le imposibilitaría mover ganado del establecimiento sin que esté saneado.
Desde el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) reconocen que con seguridad no se denuncia el 100% de los casos de las mortandades, pero saben que el problema está afectando fuerte, especialmente a los departamentos de Paysandú, Lavalleja, Treinta y Tres, y Cerro Largo.
“El MGAP trabaja en conjunto con él para que pueda aplicar un plan sanitario y resuelva el problema en su predio”, expresó Barre ante la denuncia del productor. “Está claro que ese productor tendrá el predio interdicto y no podrá mover ganado, pero es mejor denunciar que ser sancionado en un tránsito de ganado. Eso es peor”, subrayó.
De todas maneras, aclaró que “a veces las restricciones pueden causar que el productor no denuncie el problema, pero hay que acordarse que hoy la normativa permite enviar ganado con garrapata sobre el lomo a faena, aunque siempre avisando del tránsito al servicio sanitario departamental”.
El director general dijo que “hay algunos departamentos que parecen tener mayor carga parasitaria que otros, porque hay nichos ecológicos –como la zona de sierras–, que le permiten al parásito protegerse y desarrollarse”.

 
MEDICAMENTOS
Barre señaló que más allá del etión, “hay otros principios activos que posibilitan el control de garrapata”, al ser consultado sobre la utilización de medicamentos, no solo para evitar la aparición de parásitos resistentes, sino para prevenir la aparición de residuos en carne y otros productos, como las trazas de etión que el año pasado generaron alarma en Estados Unidos.
Aunque rige por 90 días desde el pasado 19 de mayo la suspensión de registro, el etión solo será autorizado para aplicar en baños de ganado por inmersión, “en aquellos predios que estén en saneamiento de garrapata y, a su vez, esos predios van a tener que contar con una certificación veterinaria”, dijo el jerarca.
Nuestro país cuenta con un sistema de fármaco-vigilancia que controla la venta, compra y uso de garrapaticidas y mosquicidas y que, a partir del segundo semestre, comenzará a incluir el uso, fabricación, aplicación y venta de antibióticos, siguiendo la política sanitaria internacional de evitar problemas de bacterias resistentes a estos fármacos sobre la salud humana

Fuente: El Telegrafo

Publicidad