7 de junio de 2017 13:01 PM
Imprimir

JBS: “No hay ninguna irregularidad en la Argentina”

La empresa, envuelta en un escándalo de corrupción en Brasil, respondió así a LA NACION sobre sospechas por sus operaciones en el país.

JBS, el mayor grupo cárnico del mundo, envuelto en Brasil en un escándalo de corrupción donde sus dueños grabaron al presidente Michel Temer avalando el pago de sobornos, negó alguna “irregularidad” en sus negocios en la Argentina.

La semana pasada, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, sugirió que debería investigarse el desempeño de la empresa en el país, que compró seis plantas durante el kirchnerismo.

Hoy JBS vendió sus unidades frigoríficas en la Argentina, Paraguay y Uruguay
Hoy JBS vendió sus unidades frigoríficas en la Argentina, Paraguay y Uruguay. Foto: Reuters

Ante una consulta de LA NACION, una fuente de la empresa desde la casa matriz en Brasil señaló que “no existe ninguna irregularidad en sus negocios en la Argentina o en cualquier otro país fuera de Brasil”.

Desde Brasil, la firma señaló que en la última década sus operaciones en la Argentina fueron afectadas “por las condiciones político-económicas del país, lo que ha resultado en cambios en el volumen de producción y cierre de algunas unidades”.

La firma faena hoy 2000 cabezas por día en Rosario y produce 1000 toneladas por mes en la planta de hamburguesas de Pilar. Tiene cerradas y no faena en las unidades de Venado Tuerto, Consignaciones Rurales (Berazategui) y Colcar (Jesús María). En Pontevedra tampoco faena, pero industrializa sebo. En tanto se desprendió de la planta San José de Entre Ríos.

Hoy su rival en Brasil, Minerva, compró todo el negocio de carne bovina de JBS en la Argentina, Uruguay y Paraguay por US$ 300 millones.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad