9 de junio de 2017 01:12 AM
Imprimir

La primera inversión de EE.UU. después de la gira de Macri es en el agro

Nitrón cerró un acuerdo con la argentina PTP Group para instalarse en la zona franca de Villa Constitución, en donde desembolsarán u$s40 millones en los próximos cinco años.

La empresa estadounidense Nitron, segunda comercializadora de fertilizantes a nivel global, firmó un acuerdo con la argentina PTP Group para instalarse en la zona franca de Villa Constitución, en Santa Fe, con una inversión conjunta por u$s40 millones a cinco años. La rúbrica se llevó a cabo en las oficinas corporativas en Greenwich, Connecticut a 40 kilómetros de Nueva York y se trata de la primera inversión estadounidense tras la visita de Mauricio Macri a Donald Trump en abril pasado.

El grupo argentino, que tiene la concesión de la zona franca, dispuso unas 15 hectáreas -de un terreno de 60- para el desarrollo de un centro logístico de acopio y tratamiento que la firma norteamericana utilizará para ingresar fertilizantes, almacenarlos, darles valor agregado y distribuirlos a través de la Hidrovía Paraná-Paraguay a los países de la región.

“El cambio de política producido por el Gobierno actual de Argentina generó una mejora importante para el campo, que se tradujo en una fuerte perspectiva de crecimiento para la producción de granos y el uso de fertilizantes”, explicó el presidente de Nitron, Javier Urrutia. Por su parte, Guillermo Misiano, titular de PTP sostuvo que el desembolso de los “u$s40 millones se usará para darle a la zona franca una capacidad de almacenamiento de 150.000 toneladas de fertilizantes sólidos y 60.000 de líquidos” al tiempo que enfatizó que esa zona franca es la única con acceso a la hidrovía y que cuenta con un calado para atender barcos internacionales.

La zona franca de Villa Constitución posee una ubicación estratégica sobre la Ruta Provincial N° 21 frente al Río Paraná con acceso a la ruta fluvial y está alcanzada con un régimen fiscal diferenciado por lo que las importaciones y exportaciones que transiten están libres de gravámenes aduaneros.

La empresa argentina apuesta al desarrollo de la zona de transferencias de carga que se ubica al final de la hidrovía, a 100 kilómetros de la zona franca y con ese espíritu surge la asociación con la firma de fertilizantes que aprovechará las barcazas que bajan del río con granos por caso y para que suban con producto para distribuirlo en puertos de Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia.

Nitron, con ventas anuales por u$s2.300 millones, es el primer cliente que ingresa a trabajar en la zona franca con este acuerdo por cinco años con posibilidad de renovarlo por otros cinco. La primera fase está completa y en los próximos días llegará el primer buque con fertilizantes. Misiano estimó que “en el primer año de operación, la zona franca moverá un volumen de 100.000 toneladas de fertilizantes, por unos u$s40 millones”.

Argentina es el principal mercado de Nitron en la región y cuenta con el 45% del negocio, en 2016 vendieron 1,3 millón de toneladas y proyectan escalar a 6,5 millones para 2025. En su diagnóstico, además de las mejoras políticas para el agro (baja de retenciones y fin de las DJAI) y las perspectivas de crecimiento de la producción de granos, advierten que los productores locales están ávidos para sumar tecnología.

El centro de almacenaje está acondicionado con barriles móviles y un espacio para tratamiento de productos que antes se hacía en los países de destino. “Este es un acuerdo de suma importancia por la ventaja competitiva, logística y de disponibilidad de producto que nos da la posibilidad de sacar provecho a la hidrovía”, destacó Urrutia.

PTP tiene la concesión de la zona franca por 30 años desde 2010, pero la puesta en marcha recién llega este año. Incluso este acuerdo se demoró 18 meses, por cuestiones netamente burocráticas. Según relatan desde la empresa, en septiembre de 2015 comenzó este proceso pero llegó el cambio de autoridades y muchos contratos fueron a revisión, incluido éste. A esto se sumó los problemas propios de la Aduana con su titular Juan José Gómez Centurión que tras ser desplazado y vuelto a reincorporar se vivió un período de una virtual acefalía. Finalmente el 4 de abril pasado se consiguió la habilitación aduanera para la zona franca que se estrenará en unos días cuando llegue el buque cargado de fertilizantes que ya está viajando por el océano Atlántico.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero

Publicidad