9 de junio de 2017 04:30 AM
Imprimir

Opera el mercado climático

Se muestra la proyección de resultados para la zona Norte de Buenos Aires y Sur de Santa Fe, sobre la base de los precios proyectados a cosecha 2018 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio, y bajo la forma de arrendamiento en campos de […]

Se muestra la proyección de resultados para la zona Norte de Buenos Aires y Sur de Santa Fe, sobre la base de los precios proyectados a cosecha 2018 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio, y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Se inició la campaña de siembra de trigo en la zona, aunque con dificultad debido a la elevada humedad del suelo producto de los excedentes hídricos, y por las complicaciones logísticas que provoca el mal estado de los caminos. En algunas zonas no se puede sembrar, especialmente en áreas del Norte de Buenos Aires y es posible que algunos lotes planificados con trigo pasen a maíz. Previsiblemente, la zona Norte de Bs. As. y Sur de Santa Fe no mostrará incremento de área en trigo vs. 2016.

Las proyecciones muestran una foto para la cosecha 2018 diferente a lo que se proyectaba un año atrás. Los precios a cosecha 2017 que mostraba el MAT en el cierre del 8/6/16 eran de 173 u$s/tn para el trigo ene/17, 179 u$s/tn para el maíz abr/17 y 285 u$s/tn para la soja mayo/17. Estos valores contrastan con los actuales: 162 u$s/tn para el trigo ene/18, 159 u$s/tn para el maíz Abr/18 y 249 u$s/tn para la soja mayo/18.

Para siembras en campo propio, el costo total en quintales se proyecta para 2018 en 38 qq/ha en trigo, 20 qq/ha en soja de 2ª, 68 qq/ha en maíz y 30 qq/ha en soja de 1ª.

Para siembras en campo arrendado, en tanto, para un arrendamiento de 15 qq/ha (en campos de productividad media) el costo total en quintales es de 44 qq/ha en trigo, de 24 qq/ha en soja de 2ª, de 81 qq/ha en maíz y de 37 qq/ha en soja de 1ª.

Las proyecciones son más flojas que hace un año, y si bien los valores de arrendamiento tenderían ajustarse a la baja, hay mucha resistencia por parte de los arrendadores en vista de que se lograron buenos rindes. Habría mucha selectividad.

Las proyecciones para el trigo muestran resultados de quebranto, especialmente en campo arrendado, mientras que en campo propio los leves quebrantos del trigo pueden revertirse con un buen rinde de soja de 2ª. Las proyecciones para maíz resultan más atractivas que las proyecciones de soja de 1ª.

El mercado mostró alguna suba en los últimos días al cumplirse dos semanas sin lluvias y temperaturas elevadas en el cinturón maicero de EE.UU., con la siembra casi finalizada. Vale recordar que al comenzar la siembra hubo abundantes lluvias que retrasaron la misma, y provocaron resiembras de maíz. Si bien los lotes en los principales estados productores tienen excelentes reservas hídricas, estas dos semanas sin lluvia y los pronósticos de lluvias algo por debajo de lo normal y temperaturas un poco más altas, bastaron para activar las órdenes de compra y tonificar el mercado.

Los próximos meses el mercado “climático” seguirá mirando a hacia EE.UU. y la evolución de los cultivos en el Hemisferio Norte.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad