9 de junio de 2017 13:14 PM
Imprimir

Una empresa cordobesa se instala en Mendoza para exportar almendras

Se trata de Aceitera General Dehesa, que inauguró su primera planta en la provincia cuyana. Allí procesa 8.000 kilos de fruta por hora, proveniente de 500 hectáreas producción.

Aceitera General Dehesa inauguró en Mendoza su primera planta industrial para la producción de almendras, tras realizar una inversión de 70 millones de pesos. La empresa nacida en Córdoba lleva ya siete años trabajando en la provincia cuyana, en lo que es su primer proyecto fuera de la Pampa Húmeda.

Además de la planta industrial, AGD tiene en Mendoza 800 hectáreas de almendras implantadas en el departamento de Lavalle: 500 hectáreas en plena producción y espera incorporar otras 300 hectáreas en producción en los próximo años. Es que en total ya se implantaron unas 265.000 plantas, que fueron producidas e injertadas en Mendoza por viveros locales. Cabe aclarar, que se deben esperar unos 4 años en promedio para obtener la primera cosecha y al menos 7 años para lograr la capacidad productiva plena.

“Hasta el momento hemos tenido un rendimiento máximo de unos 2.500 kilos de pepa por hectárea pero los promedios son menores que eso, porque hay variedades que rinden menos”, indicó opinó Javier Martinetto, gerente del área de maní de AGD.

La puesta en marcha de la producción agrícola demandó una inversión de 160 millones de pesos, que se suman a los 70 millones de pesos de la planta industrial.

 

Objetivo ambicioso

Con este dinero desembolsado en menos de 7 años, AGD busca posicionarse como referente en un cultivo intensivo, bajo riego, como son los almendros, algo fuera de la zona de confort de esta multinacional.

Es que la empresa, que tiene el 24,6% del mercado de exportación del maní en el mundo, intenta acompañar ese crecimiento con el desarrollo de otros productos. Pese a ser un cultivo tradicional en Mendoza, la almendra ha tenido poca expansión en Argentina y la producción local no alcanza para abastecer al mercado interno.

“Nuestra idea con la almendra es abastecer el mercado interno, al tiempo queremos colocar productos en otros países de consumo tradicional como es España, muy conocida entre otras cosas por sus turrones con almendras”, continuó.

El escenario global de precios, parece alentar la exportación. Según explicaron desde AGD, los valores internacionales oscilan entre 7 y 6 dólares por kilo, pero ha tenido picos de 10 dólares el kilo, principalmente alentados por el consumo industrial de este tipo de frutos secos, en snacks, marzapán o turrones.

 

Heladas, el desafío

En Mendoza existen unas 2.085 hectáreas con almendros, principalmente concentrados en los departamentos de Maipú, Lavalle y San Martín, pero el volumen de producción ha sido errático en los últimos años, principalmente por la incidencia de las heladas.

“Al armar el proyecto, el tema de las heladas fue puesto en consideración. Si bien muchos cultivos que estaban en la provincia tenían serios problemas por las variedades con las que trabajaban, que eran de floración temprana, nosotros buscamos trabajar con las de tipo español”, destaca Martinetto.

Y agregó: “principalmente, la que más hemos implantado es Guara que tiene la cáscara más dura y florece más tarde, lo que reduce los riesgos de daños por heladas”.

No obstante, para minimizar el riesgo, AGD, puso en marcha un sistema anti heladas mecánico. Se trata de 11 ventiladores que protegen 80 hectáreas de la finca. A lo que se sumarán 22 ventiladores más antes de agosto de este año para ampliar la cantidad de hectáreas protegidas.

Para la cosecha, la empresa apostó también por la mecanización del cultivo, lo que implica tres etapas con alta tecnología: vibrado de los árboles (para desprendimiento de las almendras), barrido (para hilerar los frutos) y cosecha (recolección).

En lo que respecto a la industrialización, la planta inaugurada en el desierto de Lavalle cuenta con espacios de recepción, limpieza, pelado, descascarado, selección electrónica, tamañado, envasado y almacenamiento. Este establecimiento tiene 2.700 metros cuadrados cubiertos y puede procesar unos 8.000 kilos por hora para el descascarado de almendras.

Por Soledad Gonzales – Los Andes

Fuente: Clarin

Publicidad