11 de junio de 2017 14:33 PM
Imprimir

Conozca las propiedades del achiote

Colombia : El cultivo del achiote hace parte de una de las estrategias que ofrecen posibilidades al país para construir tejido social en comunidades rurales fragmentadas y fuertemente golpeadas por actividades ilícitas, siempre y cuando la institucionalidad –léase Ministerio de Agricultura y Presidencia–, entiendan su modelo de desarrollo.
Nuestro tradicional achiote, que fue desplazado primero por el azafrán y luego por las anilinas derivadas de carbón, petróleo (Tartrazina) y aluminio, hoy tiene grandes posibilidades de comercialización, gracias a la tendencia mundial por consumir productos sanos.
Los antepasados los utilizaban para pintarse y tatuarse el cuerpo. Prácticamente todas las etnias indígenas amazónicas y centroamericanas están familiarizadas con su uso para rituales religiosos e incluso como medicamento, condimento y para protegerse de los insectos de la época.
A la llegada de los europeos, el achiote era cultivado desde México hasta Brasil siendo posiblemente su área de origen la hoya amazónica (Bouchot et al., 2010).
El achiote es un colorante natural, que se extrae de la semilla del árbol, cuyo nombre científico es Bixa Orellana, fuente natural del pigmento conocido como Annato. Es biodegradable, no tóxico, no carcinogénico y está aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos, FDA, por sus siglas en inglés.
La Bixina y Norbixina son sus componentes básicos, que tienen una gran demanda en la industria de alimentos, para darle color a productos como: quesos, margarinas, salsas, aceites de cocina, carnes, lácteos, entre otros. También se utiliza en la industria cosmética, textil y farmacéutica.
Condiciones para su cultivo
La planta puede crecer en condiciones climáticas extremas, abundantes lluvias y altas temperaturas.
El arbusto de achiote soporta hasta los 9.000 mm anuales de lluvia, produciendo 2 o 2.5 cosechas al año.
Se puede cultivar en terrenos pobres, y por sus características fisiológicas, después de la cosecha cambia follaje surtiendo una gran cantidad de biomasa al suelo que actúa como fertilizante.
Soporta temperaturas de 20° a 38° y en altitud de 30 a 1.200 msnm, aunque crece mejor en altitudes relativamente bajas de no más de 500m.
La humedad relativa preferible es entre 60 % y 80 % (si es mayor a 80 % se deben implementar técnicas para prevención de hongos y plagas).
El efecto restaurador del achiote
Esta planta tiene un efecto restaurador del medio ambiente relacionado con los siguientes aspectos:
  1. Produce anualmente una cobertura de hojarasca, lo que permite la formación de humus en el suelo.
  2. Por el follaje que forma, provee la conservación del suelo controlando la erosión.
  3. Enriquece la fauna en razón a tener un follaje abundante y una floración que dura tres meses.
  4. La plantación forma una masa de biomasa que libera oxígeno.
Esta planta puede, por tanto, ser una alternativa eficiente para zonas desertificadas o con poca masa vegetativa, pues su cultivo provee gran cantidad de materia orgánica al suelo, mejorando su fertilidad y creando hábitats para especies en variedad.
Otras características específicas son: La altura del arbusto es de 2 a 6 metros; tallo cilíndrico recto y su base tiene entre 20 y 30 cm de diámetro.
Principales productos obtenidos
El componente principal del colorante de achiote es la Bixina, ubicada en la cubierta exterior de la semilla del fruto o la cápsula, representando más del 80% de los pigmentos presentes.
En la actualidad, este colorante es utilizado en la industria textil, farmacéutica y principalmente la alimentaria.
El fruto es una capsula dehiscente, de forma hemisférica, de 3 a 5 cm de largo y está cubierto de espinas sedosas; cada fruto contiene de 10 a 40 semillas (de forma cónica o triangular), cubiertas por una membrana fina y blanquecina, debajo de la cual se encuentra una capa roja y carnosa en donde están los pigmentos colorantes o tintes.
Los pigmentos que se encuentra en las semillas constituyen alrededor del 2 al 4 % del peso total de las mismas.
La vida útil de las plantas es de 25 a 50 años con una y hasta cinco cosechas al año dependiendo del tipo de suelo y condiciones climáticas. En el caso de Chocó, se da todo el año pero en los meses de febrero a marzo, se presenta una escasez de producto por condiciones climáticas.
El tiempo de estabilización de la cosecha es de 24 a 36 meses.
En Colombia los rendimientos esperados son entre 800 y 1.300 kilogramos de semilla fresca por hectárea. Estos rendimientos son casi el doble de los rendimientos del achiote cultivado en Perú. Una de las principales razones de este fenómeno, es el número de cosechas al año que se presentan en cada país debido a las condiciones climáticas óptimas para la siembra de este cultivo.
Usos de producto en la industria
Del achiote, se pueden obtener dos productos principales, Bixina y Norbixina, el pigmento se encuentra en la superficie de la porción carnosa (anillo Rojo-Naranja) que envuelve a la semilla de achiote.
El aceite extraído de la semilla es la principal fuente de los pigmentos Bixina y Norbixina, clasificados como carotenoides.
Estos productos, requieren de un proceso industrial que consiste en la limpieza, secado y extracción de colorante de la semilla para su consumo final.
La venta de semilla seca de achiote y/o la producción de Bixina y Norbixina, tienen un gran potencial de rentabilidad en su transformación y comercialización dada la creciente demanda de colorantes naturales en el mercado nacional e internacional.
Existen tres principales sectores de interés para la comercialización de los productos, ya sea como materia prima, o en alguna otra transformación de valor agregado al insumo primario.
En la industria alimenticia es utilizado para colorear quesos, manteca, ceras, fideos, dulces, caramelos, bebidas refrescantes y sopas, entre otros. Grandes productores como Alpina, Noel, Colombina, y Nestlé, lo utilizan.
En la industria farmacéutica para la preparación de algunos medicamentos para la afección de las amígdalas y productos que ayudan al control de flujos anormales de mujeres en la producción de óvulos, además de la coloración de grageas, jarabes, y para combatir la hipertensión y enfermedades de próstata. Empresas como Pfizer, Merk, Roche y otros laboratorios, consumen importantes volúmenes,
En la industria cosmética, para elaborar labiales, filtros solares, repelentes contra insectos y otros productos faciales. Aquí se encuentran empresas como Yanbal y Avon.
Las anteriores industrias necesitan integrar a sus respectivas cadenas productivas, proveedores certificados como productores 100 % orgánicos.
Lo mismo aplicaría en la industria textil, en la cual los productos del achiote se utilizan en procesos de tintorería.
Los mercados
Se presenta una opción en el mercado local por la creciente demanda del componente natural, especialmente por la industria de los formuladores de colores como Colorganics, Tecnas y QyB.
Esta industria demanda Bixina y Norbixina en diferentes concentraciones. Sin embargo, para llegar a este ultimó nivel de la cadena es necesario desarrollar un proceso de formulación específica para obtener el color requerido por el consumidor final.
En algunos casos, esta formulación es manejable en concentraciones del material a nivel industrial, pero en la mayoría de los casos se necesita un conocimiento técnico avanzado y maquinaria específica para la obtención del color deseado.
De ahí la necesidad de integrar la cadena.
En el mercado regional, la opción viene por la comercialización internacional de semilla seca de achiote a países productores como Perú y Brasil.
Fuente:
USAID Colombia. Programa BIOREDD+ Plan de negocios achiote (Bixa Orellana). / Narciso Reyes, Leonardo Javier. Manual para la producción del achiote (Bixa orellana). Universidad Veracruzana. México
Fuente: Contexto Ganadero

Publicidad