13 de junio de 2017 22:40 PM
Imprimir

Fintech, agro y biotecnología, las estrellas de los fondos de inversión

Más de 60 emprendedores se reunieron en busca de capital en Experiencia Endeavor

Tecnología aplicada a las finanzas, al agro, energías renovables, salud y biotecnología. Los fondos para emprendedores están a la caza de firmas de esos rubros, según se vio hoy en la Experiencia Endeavor. Es un espacio que todos los años reúne a proyectos disruptivos en busca de financiamiento y networking e inversores con dinero para apostar por ideas que puedan crecer rápidamente, en varios mercados de la región y con ventajas competitivas sostenibles.

Mientras en el auditorio principal emprendedores como Marcos Galperín (Mercado Libre) contaban su experiencia, en otro espacio de La Usina del Arte más de 60 emprendedores y 30 inversores -tan diversos como el Banco Comafi, IRSA o la aseguradora Sura- intentaban en 10 minutos de exposición y preguntas armar una pareja. Pero de cada 200 proyectos que miran los inversores, apenas 1% pasa el filtro.

Fintech, agro y biotecnología, las estrellas de los fondos de inversión

Conecta Inversor, el espacio de la Experiencia Endeavor para que emprendedores se encuentren con los inversores.

Cites es la incubadora de base científica de SanCor Seguros, que opera desde hace cuatro años en Sunchales. Tiene un fideicomiso de US$ 24 millones para invertir en 32 empresas en los próximos cuatro años. Ya cuenta con seis proyectos en marcha, que van desde el desarrollo de nuevos fármacos; una plataforma de screening o una válvula de monitoreo para glaucoma hasta “Llamando al doctor”, una app que permite consultar con un médico y evitar el consultorio, y que en un año ya tiene 52.000 afiliados. Destinan US$ 500.000 a cada start-up.

 

Después de obtener el capital semilla, los emprendimientos buscan la primera ronda de financiamiento, que es cuando aparecen los montos mayores. Y en este sentido la ley de Emprendedores frenó un poco el mercado, a la espera de la reglamentación, que los expertos apuestan que se concrete el 1 de julio.

A partir de ahí, no solo se podrá anotar a una empresa en un día por Internet, sino que habrá una integración de sistemas entre la IGJ, la AFIP, la AGIP y hasta los bancos. Además, se empezarán a armar fondos en los que participará el Estado poniendo plata a la par del inversor.

Habrá un fondo de fondos: se licitarán tres venture capital de US$ 30 millones (US$ 12 millones pondrá el Estado y US$ 18 millones los privados) y un programa que dará 10 franquicias para aceleradoras tecnológicas por un total de US$ 500.000 (10 casos de US$ 50.000). El privado deberá desembolsar un peso por cada uno aportado oficialmente. Además, habrá otras tres aceleradoras científicas (aquí el Estado pone $2 cada $ 1 de los privados porque hay más riesgo), que contará con hasta 5 tickets de US$ 250.000 cada uno.

Cygnus está armando un venture capital para invertir en primeras rondas. Ellos pondrían parte de los US$ 3 y 4 millones necesarios, encabezando el listado de inversores. “En septiembre vamos a estar cerrando unos US$ 20 millones”, contó Diego González Bravo, también director ejecutivo de la ASEA, la asociación de capital privado, emprendedores y semilla.

Además de fondos de inversión, en búsqueda de proyectos que revitalicen su propio negocio también hay empresas como Visa (Everywhere Initiative), Quilmes (con su aceleradora Eklos), Agea (Xpand), Banco Industrial y Comafi buscando ideas. Y los especialistas dicen que podrían sumarse más grandes compañías, gracias a los incentivos fiscales que permite la ley del Emprendedor, con la que se puede deducir ganancias de las inversiones en start-ups. Monsanto y Coca-Cola están haciendo las cuentas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad