14 de junio de 2017 03:22 AM
Imprimir

“Se toman medidas sin consultar a los pescadores”

Rubén Darío Abascal es el capitán del fresquero Tesón. Asegura que aparecen condrictios en todos los lances y critica al INIDEP por la veda en los pozos de abadejo. “Deberían ser transitorias, mientras los peces desovan”. Juntan firmas para pedir audiencia con Gerpe.

Rubén Darío Abascal tiene 49 años. Luce una chaqueta azul marino que va en sintonía con su rol de capitán de barco. Navega desde los 14 y se siente autorizado para dar su opinión acerca de lo que ocurre en el mar y criticar algunas decisiones de manejo que la autoridad de aplicación ha adoptado en los últimos tiempos, con el asesoramiento del INIDEP.

“Se han tomado medidas restrictivas, precautorias, para preservar recursos como los condrictios y el abadejo, que compartimos, porque no estamos en contra de las vedas, pero sí de la manera en que se aplican porque no coinciden con lo que ocurre en el mar. Toman medidas sin consultar a los pescadores”, dice el “Gato”, como lo conocen en los muelles del puerto marplatense, capitán del Tesón, un fresquero de 2 mil cajones.

RP: ¿Qué medida los afecta particularmente?

RA: En principio nos molesta que nunca nos hayan consultado a nosotros, los que salimos al agua, los pescadores, los que estamos en contacto permanente con lo que ocurre en el mar.  El porcentaje restrictivo del 30 por ciento para las rayas y la forma en que vedaron los pozos, las grietas del abadejo, son absurdas completamente. Y no sé en qué se basan porque la realidad en el mar es otra muy distinta.

RP: ¿Cuál es esa realidad, qué ven ustedes?

RA: Que hay un montón de raya, en todo el Mar Argentino hay rayas. Hay picuda, redonda, marmolada, de la que vos quieras… Pero podemos traer solo el 30 por ciento de la carga de rayas. Tenés lances de 50 cajones, de 100 cajones. Cuando te quisiste acordar ya tenés la mitad de la bodega completa y ya tenés los 660 cajones que puedo traer.

RP: ¿Y la otra mitad de la bodega con qué se completa?

RA: Es muy difícil… trato de no pasarme pero es imposible, porque hay lances que viene solo raya. En otros viene mezclada con merluza… Pero siempre hay rayas. Y lo que me pasa a mí le debe pasar a todos los capitanes.

Abascal cuenta lo que ve cotidianamente en la cubierta del Tesón, que sin permiso para langostino, está amarrado a muelle esperando que se renueve la cuota de merluza a partir de julio.

Sentado en el living de su casa de barrio Jardín, al oeste del Bosque Peralta Ramos, el capitán pide a su hijo, capitán del Belvedere, otro fresquero de 2500 cajones, que le traiga su celular. “Mirá lo que es esto”, dice mientras pasa el aparato. Se ve la cubierta del barco repleta de rayas. De baranda a baranda. Se abre otro copo de red, y es como si abrieran una canilla de la que sigue saliendo raya.

RP: ¿Cuándo y dónde fue este lance?

RA: Fue hace dos viajes. No te voy a decir la zona… en el INIDEP lo vieron y también preguntaron en qué zona era. Que saquen los barcos a investigar y se darán cuenta que hay rayas por todos lados. Con este lance completamos 660 cajones… y ya teníamos pescado en la bodega.

RP: ¿Por qué se oponen a las medidas adoptadas sobre el abadejo?

RA: Ojo, no estamos en contra de las vedas, pero sí de la forma en que lo hicieron. Estamos juntando firmas entre capitanes y patrones para pedir una audiencia con Tomás Gerpe. Queremos transmitirle lo que pensamos sobre lo que hicieron con la veda de los pozos.

RP: ¿Y qué es lo que piensan?

RA: Que la veda de los pozos, o grietas, debe ser transitoria, de abril hasta agosto. Porque el abadejo va a esa zona a desovar, luego migra hacia la plataforma. Hay 15, 16 pozos en todo el litoral marítimo, los conozco como la palma de mi mano, hace años que voy a pescar abadejo. No se puede pescar sobre el pozo. Nadie, nosotros ni los factorías con trenes de arrastre especiales. Es como arrastrar sobre la cordillera de los Andes, imposible.

RP: ¿Cómo son esos pozos?

El del 41º 54’ pasa las 200 millas, por ejemplo. El ancho de este pozo es media milla por 8 millas. Pero vedaron una zona de 10 millas por 15 millas. Vedan todo, plataforma, barranca. Nos dejan sin margen para pescar. El INIDEP debería convocarnos a los capitanes, no tenemos problemas.

RP: ¿No sería mejor que puedan ir Observadores a bordo?

DA: Que vengan, sí, estaría bueno que vean lo que hay en el mar, la cantidad de rayas que aparece en cada lance, donde están todos los pozos de abadejo. Fijate lo que pasa con esto, muy cerca del pozo que te mencioné recién, el del 41º54, tenés otro pozo en el 41º30, que tiene un poco más de ancho, una milla, por otras 7 millas. Uno está vedado y el otro no lo vedaron.

RP: ¿Por qué?

DA: Porque nadie nos consulta a nosotros que pescamos toda la vida en la zona y queremos seguir haciéndolo. Te reitero, no estamos en contra de las vedas, pero que se apliquen con sentido común. No me vedes de cualquier forma, sin tener idea, eso me impide poder trabajar. Hay un montón de barcos parados, falta trabajo en tierra y siguen metiendo medidas restrictivas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Pescare

Publicidad