14 de junio de 2017 19:48 PM
Imprimir

Kale, una hortaliza en auge que interesa a investigadores

El kale es una hortaliza de hoja que en los 煤ltimos a帽os se instal贸 en diferentes restaurantes como un producto gourmet. Pese a estar caracterizado como un alimento rico en nutrientes, a煤n existe un gran desconocimiento sobre su manejo agron贸mico, y esto dificulta tanto su producci贸n como su difusi贸n masiva. Por esa raz贸n, investigadores de […]

El kale es una hortaliza de hoja que en los 煤ltimos a帽os se instal贸 en diferentes restaurantes como un producto gourmet. Pese a estar caracterizado como un alimento rico en nutrientes, a煤n existe un gran desconocimiento sobre su manejo agron贸mico, y esto dificulta tanto su producci贸n como su difusi贸n masiva. Por esa raz贸n, investigadores de la Facultad de Agronom铆a de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA) se dedican su estudio.

El kale (o col rizado) proviene del este de Turqu铆a. Durante el primer milenio lleg贸 a Europa, donde se instal贸 en las diversas culturas, y reci茅n en la d茅cada de 1980 se populariz贸 en nuestro continente. En Estados Unidos, por ejemplo, es tan valorado que posee un d铆a nacional.

En la Argentina, actualmente crece a pasos acelerados. Mes a mes aparece en men煤es de restaurantes, en portales y revistas de alimentaci贸n y salud, impulsado por estudios que destacan sus propiedades nutricionales: Sucede que es rico en glucosinolatos, vitamina C y A, calcio, 脽-caroteno y fibra. Adem谩s posee un alto contenido de minerales y una elevada capacidad antioxidante, entre otros aspectos.

Sin embargo, ante reiteradas consultas de productores y consumidores, los investigadores de la FAUBA encontraron un vac铆o de informaci贸n agron贸mica e iniciaron estudios de rendimientos. A partir de este trabajo, lograron determinar aspectos relativos al cultivo que podr铆an ser tomados en cuenta para su llegada a un p煤blico m谩s amplio.

Primero estudios

La investigaci贸n de la FAUBA comenz贸 a partir de numerosas visitas a productores de la hortaliza de hoja. Adem谩s, se relevaron productos que venden las semilleras y se realizaron ensayos a campo.

鈥淧ara comenzar a visualizar el comportamiento del cultivo tomamos dos variedades (morada y verde), cuyas semillas fueron aportados por la empresa Bejo Argentina. Se utilizaron dos densidades de siembra, una recomendada por la semillera y otra elegida por nosotros鈥, cont贸 Diana Frezza, docente e investigadora de la c谩tedra de Horticultura de la FAUBA.

A partir de estos estudios, cuatro estudiantes trabajaron analizando variables qu铆mica y f铆sicas como el peso fresco y seco, porcentaje de materia seca, 谩rea foliar, tasa de crecimiento relativo, n煤mero de hojas, color e 铆ndice de cosecha, as铆 como tambi茅n su comportamiento en poscosecha.

鈥淟a cosecha comenz贸 luego de 183 d铆as desde la siembra y se realiz贸 en forma escalonada durante 73 d铆as. Los resultados obtenidos mostraron que el rendimiento fue afectado por la densidad de plantas y por el genotipo utilizado. La variedad verde logr贸 mayor productividad respecto de la morada, de 46% y 35%, seg煤n la mayor y menor densidad, respectivamente.

Las hojas en atm贸sfera modificada (envasadas en bolsas de poliolefina) tuvieron un muy buen comportamiento en poscosecha a temperatura de 5掳C y 10 掳C por un periodo de 14 d铆as.

鈥淓ncontramos diferencias entre las variedades a simple vista. Por ejemplo, la morada floreci贸 ante las bajas temperaturas no s贸lo en la Facultad, sino en diferentes localidades de la provincia de Buenos Aires durante la campa帽a 2016鈥, afirm贸 Frezza, quien dirige el grupo de estudio junto con Ver贸nica Lorgegaray.

Futuro rizado y masivo

Mediante un an谩lisis del mercado minorista, de semilleras y productores, los investigadores observaron detalles que podr铆an ser tomados en cuenta para ampliar el cultivo: 鈥淧ocas semilleras disponen de esta hortaliza de hoja y un n煤mero reducido de productores dedican peque帽as superficies al col rizado. Mientras tanto las ventas minoristas aprovechan la moda y comercializan la hortaliza a precios altos por algunas hojas鈥.

Durante los ensayos se realizaron numerosas cosechas y, una vez muestreadas, las hortalizas tuvieron un fin solidario: 鈥淎 trav茅s de la ONG Banco de Alimentos fueron llevadas a un hogar de ancianos del barrio de Flores. Ah铆 tambi茅n ofrecimos algunos consejos sobre c贸mo incorporarlas a comidas de forma sencilla鈥, coment贸 Frezza.

鈥淒ifundir esta planta y generar pautas de productividad para que se ampl铆e la oferta puede contribuir a bajar su precio. De esta forma dejar铆a de ser un alimento altamente nutritivo para un nicho de mercado peque帽o鈥, rescat贸.

A partir del trabajo realizado entre estudiantes, docentes e investigadores se estableci贸 un convenio con el Comit茅 Argentino de Pl谩sticos para la Producci贸n Agropecuaria (CAPPA), cuyo objetivo es continuar los estudios: 鈥淓l inter茅s de la universidad y de ciertos sectores empresarios permiti贸 fijar acuerdos en los que nos aseguramos ensayos m谩s grandes y los materiales necesarios para generar m谩s conocimiento productivo del kale鈥. Fuente: Sebasti谩n Tamashiro.

FAUBA

Fuente: Agromeat

Publicidad