15 de junio de 2017 15:43 PM
Imprimir

Mal tiempo demora relevamiento sobre corvina

Tendría que haber comenzado el jueves de la semana pasada en la Bahía de Samborombón con cinco parejas que operan en Lavalle. Caída en todos los números de exportación.

Prolongadas jornadas de mal tiempo en la zona de la Bahía de Samborombón demoran la realización de la evaluación científica que encargó la administración pesquera de la Provincia de Buenos Aires para conocer el estado de la corvina, dato indispensable para poder habilitar la temporada a la pesca comercial.

“La flota ha podido pescar en alguna ventana de buen tiempo pero no en la zona habilitada para que desarrollen la evaluación”, explicó Miguel Dobarro, director de Pesca provincial, ante la consulta de este medio.

El área geográfica comprendida para el relevamiento se sitúa al Norte delimitada por el paralelo 35º27 LS, al Este por el meridiano 56º40 LW, al Sur por el paralelo 36º LS y al Oeste por el meridiano 57ºLW.

Los lineamientos quedaron comprendidos en la Disposición 256 que lleva la firma de Cecilia París, directora de Actividades Pesqueras y Acuicultura de la Dirección bonaerense.

Las diez embarcaciones que participan tienen como puerto de operaciones el de General Lavalle. La autoridad de aplicación entendió que son las más adecuadas por cuestiones de costos operativos, atento a la cercanía con la zona a prospectar y cuentan con posicionamiento satelital.

Cuando el tiempo mejore, el relevamiento tendrá una duración de tres mareas para cada pareja. A fines de mayo, de acuerdo a datos relevados por la autoridad de aplicación, la corvina era mayormente juvenil.

Hasta el 31 de marzo pasado se habían exportado 2380 toneladas de corvina, de las cuales la gran mayoría, 2266 toneladas, fue superior al kilo, que generaron 3,1 millones de dólares, con un valor promedio de 1306 dólares.

En comparación con el mismo período del año pasado, se registró una merma del 7,6 % en volumen, un 23,6 % en divisas y un 17,3 % en el precio promedio. Los armadores advirtieron que el mercado internacional exigía ejemplares chicos, de entre 300 y 700 gramos. En ese segmento, en el primer trimestre apenas se exportaron 18 toneladas.

La corvina en Pan Ready implica mayor trabajo agregado en tierra aunque no parece tener mucha demanda. Se exportaron 96 toneladas con un valor promedio de 2577 dólares.

Fuente:

Publicidad