16 de junio de 2017 01:32 AM
Imprimir

Bacterias promotoras del crecimiento vegetal

Corpoica ha venido trabajando en una investigación que evalúa el papel que juegan ciertos tipos de bacterias sobre el crecimiento vegetal y la fijación de nitrógeno con el objetivo de reducir la utilización de fertilizantes químicos.
Ruth Bonilla Buitrago, bióloga, máster en química agrícola e investigadora PhD Senior de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, manifestó que la mayoría de los cultivos demandan altas dosis de fertilizantes para la producción, por lo cual el grupo de microbiología de suelos de la entidad a la que pertenece ha venido trabajando en la búsqueda de microorganismos promotores de crecimiento vegetal de las gramíneas o praderas y de plantas leguminosas.
Comentó que en la Costa ya se tiene todo el paquete tecnológico para la implementación de sistemas silvopastoriles con leucaenas, pastos guinea, clitoria ternatea, y árboles como el eucalipto para la recuperación de praderas.
De igual manera, dijo que en el altiplano están trabajando con pastos kikuyo como gramínea, con tréboles de leguminosas y han incursionado con saucos y acacias para dinamizar la parte de facilitares biológicos.
La investigadora PhD de Corpoica expuso que también están trabajando con el tema del fósforo porque es una limitante, ya que mientras que no haya energía en los suelos, tampoco habrá fijación biológica de nitrógeno.
Indicó que el objetivo esencial de este trabajo es reducir la fertilización nitrogenada y fosfórica, teniendo la misma cantidad y calidad de pradera para los animales y promoviendo la implementación de sistemas silvopastoriles.
“En estos momentos estamos realizando validaciones con productores. Ya seleccionamos las bacterias que promueven el crecimiento vegetal, que fijan nitrógeno y solubilizan fósforo logrando reducir hasta un 50 % la fertilización química según análisis de suelos“, explicó.
Agregó que el tipo de bacterias que se están evaluando y están utilizando en el antiplano son de tipo bascillus y algunas endófitas para la fijación biológica de nitrógeno.
Comentó que este trabajo lo están haciendo de la mano con la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria, Embrapa, una entidad muy fuerte en el tema de gramíneas y plantas no leguminosas y con un centro de investigación mexicano.
Bonilla Buitrago resaltó que independientemente de la ganadería o cualquier otro tipo de producción, lo importante es iniciar con la recuperación de suelos degradados, por lo cual es muy importante tanto la parte microbiológica como la parte la física y química.
“Todo comienza con un buen estudio de suelos para poder saber que tipo de semillas se pueden sembrar, luego se debe apuntar a la recuperación de suelos y a la implementación de sistemas silvopastoriles“, aseveró.
La investigación que está realizando Corpoica apunta a la recuperación de áreas degradadas de pequeños productores en la costa y el altiplano, aunque es válida para medianos y grandes también
Fuente: Contexto Ganadro

Publicidad