17 de junio de 2017 01:47 AM
Imprimir

El precio de la carne vacuna aumento más del 17 en un año

El comportamiento de los precios de la carne vacuna mostró escasas diferencias entre las distintas zonas geográficas, al registrarse alzas moderadas en la Capital Federal y en todas las zonas del Gran Buenos Aires.

El precio promedio de los principales cortes de carne vacuna mostraron una variación positiva de 17,5 por ciento en la segunda semana de mayo de 2017, comparado con los valores pagados por el consumidor en igual período de 2016, mientras que la comparación del cuarto contra el quinto mes del año exhibio subas de 1,16 por ciento, indicó el Informe Mensual de Precios de la Carne Vacuna en Capital Federal y Gran Buenos Aires publicado por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA).
El precio promedio de la carne vacuna, medido en 200 puntos de venta de Capital Federal y Gran Buenos Aires, registró en mayo de 2017 una variación a la suba de 1,6 por ciento en relación al mes anterior y del17,5 por ciento con respecto al mes de mayo de 2016.
El precio del pollo fresco, en tanto, bajo un 4,1por ciento en mayo, con respecto a abril. Mientras, el precio del pechito de cerdo registró una moderada variación positiva, del 1,2 por ciento, en el mismo periodo.
Con respecto a los valores de mayo de 2016, el pollo incrementó su precio en un 8,2 por ciento y el cerdo alzas de 32,1 por ciento. Los precios de la carne vacuna tuvieron una moderada variación positiva, del 1,5 por ciento, en mayo, con respecto a abril, en los puntos de venta que atienden en barrios de nivel socioeconómico alto.
En los puntos de venta que atienden al nivel socioeconómico medio, los precios mostraron subas más pronunciadas, que resultaron de los 1,8 puntos porcentuales, mientras que en aquellos que atienden al nivel socioeconómico bajo los precios mostraron incrementos más atenuados, que resultaron de un 1,3 por ciento.
En relación al mes anterior, el precio de la carne de novillitos se incrementó 3,8 por ciento, mientras que la carne de novillos mostró precios con una moderada tendencia a la baja, al retroceder unos 1,6 puntos porcentuales. La carne de vaquillonas y terneras mostró precios que exhibieron caídas de magnitud leve, que resulto de -0,2 por ciento, con respecto a abril de 2017.
El comportamiento de los precios de la carne vacuna mostró escasas diferencias entre las distintas zonas geográficas, al registrarse alzas moderadas en la Capital Federal y en todas las zonas del Gran Buenos Aires. En la Capital Federal estas subas resultaron de menor magnitud.
La carne de novillo, que representa el 18 por ciento de la canasta, tuvo una variación negativa en el precio promedio del 1,6 por ciento), y la carne proveniente de haciendas livianas de consumo (novillitos, vaquillonas y terneras), que representa un 80,5 por ciento de la canasta, exhibió subas moderadas, del 2,0 por ciento, con respecto al mes anterior. La carne de vacas completa la canasta con una participación del 1,5 por ciento y una variación mensual del 3,4 por ciento.
El precio de la carne vacuna en las carnicerías, que componen el 73 por ciento de la muestra, exhibió precios que mostraron alzas leves, del 0,9 por ciento, con respecto al mes anterior, y que exhibieron un alza del 19,0 por ciento con respecto a mayo de 2016.
Por otro lado, en los supermercados, que abarcan el 27 por ciento restante de la muestra, el precio promedio de la carne vacuna mostró una suba moderada, del 3,7 por ciento con respecto al mes anterior y exhibió un incremento del 12,9 con respecto a mayo de 2016.
Actualmente, cortes como el lomo tienen un precio que resulta en cerca de $28 por kilogramo más alto en los supermercados respecto a las carnicerías, mientras que el peceto tiene un precio aproximadamente $16 superior en los supermercados comparado con el precio observado en las carnicerías. En el caso de la colita de cuadril, la diferencia trepa a cerca de $31, exhibiendo un precio inferior en las carnicerías.
En los casos de los cortes de mayor consumo, como los cortes de la rueda utilizados en la preparación de milanesas, la diferencia de precios se reduce, siendo los precios más económicos, en unos $2, en carnicerías que en supermercados, en carne picada los supermercados venden el producto a un precio $14 más bajo; mientras que para el asado los supermercados ofrecen el producto a un precio inferior en $17 por kilogramo al de las carnicerías,

Noticias AgroPecuarias

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad