21 de junio de 2017 11:24 AM
Imprimir

Quickfood: lo previsto es distinto a lo que sucedió

Nos dice en su estado del primer trimestre en referencia a las perspectivas futuras: “Para el 2017 se espera una recuperación de los márgenes del negocio. Esta mejora, también vendrá de mano de mayor estabilidad en el precio de los insumos producto de una estabilidad esperada en el tipo de cambio y de la recuperación […]

Nos dice en su estado del primer trimestre en referencia a las perspectivas futuras: “Para el 2017 se espera una recuperación de los márgenes del negocio. Esta mejora, también vendrá de mano de mayor estabilidad en el precio de los insumos producto de una estabilidad esperada en el tipo de cambio y de la recuperación prevista en el consumo interno.

Por otra parte, el incremento de los reintegros a la exportación de carne vacuna y su ampliación a los procesados cárnicos a principios de 2017, hacen vislumbrar una mejora en los márgenes de exportación”. Queda en el lector juzgar estos comentarios. Mientras tanto lo que vemos en los tres meses a marzo último frente a igual periodo de 2016 es una caída de 22% en las toneladas exportadas bajo cuota Hilton, 13% en las ventas locales de carne y 1,5% en las de hamburguesas.

Esto le significó una entrada de $1.371 millones, 14% más que un año atrás (la inflación del período, según Congreso, fue de 33%) y costos por $1.215 millones dejándole un bruto de $156 millones, ésto es 11% menos que un año antes.

Si bien los gastos administrativos se dispararon 44%, contuvo el incremento de los de comercialización (+5%) y redujo la carga por “otros” 76%, con lo que mejora relativamente el saldo operativo, quedándole $39,3 millones en contra, 3% menos que los $40,3 millones que perdía en marzo de 2016.

En lo financiero incrementa los ingresos y reduce egresos, resignando 34% menos que antes, para quedar con un “pre tax” de $90,2 millones en contra, una perdida 23% inferior a la de doce meses antes. Finalmente, y luego de la tajada del fisco la vemos con un neto adverso de $58.345.000 (con integrales -$65,4 millones) un 25% menos que los $78 millones que resignaba durante el primer trimestre 2016, anotando cinco años consecutivos en los que pierde dinero durante los tres primeros meses del año

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad