23 de junio de 2017 10:42 AM
Imprimir

Disminuye el consumo de cerdo en la UE

A lo largo de 2017 la demanda de carne de cerdo y productos elaborados en la UE se mantiene muy estancada y esto motiva que la mayoría de la producción se destine a la exportación. Esta situación, de acuerdo con un informe de AHDB, se puede ver dificultada ante la fuerte competitividad que se está […]

A lo largo de 2017 la demanda de carne de cerdo y productos elaborados en la UE se mantiene muy estancada y esto motiva que la mayoría de la producción se destine a la exportación. Esta situación, de acuerdo con un informe de AHDB, se puede ver dificultada ante la fuerte competitividad que se está viviendo en los mercados internacionales y, en especial, en China.

Además, otra situación que comienza a ser preocupante es el alto precio que está tomando el cerdo vivo para sacrificio lo que está motivando que el precio de la carne de cerdo al por menor a veces tenga un precio más alto, justo cuando a nivel europeo se está viviendo un incremento de la inflación.

En Alemania, el país de la UE con mayor consumo, los datos de los primeros 4 meses de 2017 indican una reducción en la demanda de carne de cerdo del 7% con una subida del precio del 4%, más alto que en otras carnes y restándole competitividad.

En Francia, las compras hasta mediados de abril se habían reducido en un 3% y el precio ha subido un 1%. En el caso de los productos elaborados la demanda subió en un 1% pero en productos de alto coste, como el caso de los jamones curados, ha bajado un 2%.

El 5% es lo que se ha reducido la compra de carne de cerdo en Italia durante este comienzo de año. Esta reducción es similar a la de años anteriores y la compra de productos procesados también se redujo: un 4% para los jamones curados y un 1% para los cocidos además de un 3% en el caso de los salamis.

En España la tendencia es mejor que en otros países de la UE. Durante el primer trimestre del 2017 el consumo solo ha caído un 1%, menos que en el primer trimestre de 2016. La subida de precios se situó en un 2%. En el caso de la compra de productos elaborados, esta subió en un 3% en cantidad y un 4% en gasto, situación muy favorable ante la reducción vivida en el conjunto de 2016.

Las previsiones a corto plazo hechas por la Comisión Europea indican que de cara al próximo invierno habrá una reducción en las exportaciones comunitarias y que el consumo, en toda la UE, podría crecer sobre el 1%, abarcando casi el 90% del total de la producción europea.

AHDB espera también que el censo de ganado porcino se incremente y, por tanto, también baje su precio y el de la carne en los puntos de venta, permitiendo una mayor rentabilidad para toda la cadena cárnica ante una mayor demanda.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Eurocarne

Publicidad