23 de junio de 2017 10:34 AM
Imprimir

¿Cómo es una cena de Shabat? 5 consejos prácticos

Shabat es el día más importante para la tradición judía. En él se celebra la creación del mundo y el pacto del pueblo judío con D-os. Es un día sagrado, el más importante de todo el calendario judío y alrededor del cual giran muchos preceptos. Se celebra cada semana, empieza viernes en la noche y termina sábado en la noche. En él se realizan 3 comidas obligatorias con pan, la más famosa de todas es la de viernes en la noche. Generalmente es una cena familiar, pero es muy común que la gente invite a amigos o gente de su comunidad a pasar la velada con su familia. Por si alguna vez vas a casa de un amigo que celebra el Shabat, o simplemente te da curiosidad, aquí te damos unos consejos de cómo comportarte. Esperamos te guste.

1) Fíjate quién te está invitando. Así sabrás cómo será tu Shabat

Ésta es una tradición que practican ortodoxos, conservadores, reformistas y seculares por igual. Dependiendo de a qué comunidad atienda la persona, el Shabat al que te invita va a ser muy distinto de una casa a otra.

Si tu amigo es ortodoxo, quiere decir que observa todas las leyes de la halajá, va a ser un día religioso. Antes y después de la cena se harán los rezos correspondientes y habrá muchas cosas que no pueda hacer como prender y apagar luces, tomar el celular, cortar tiras de papel, usar el carro, cosas por el estilo.

En cambio si tu amigo no es observante puede ser que incluya algunas de las características de Shabat, pero no todas. A lo mejor se dicen algunas palabras antes de la cena, se incluyen algunos de los rezos, pero no todos o realmente se vuelve una cena familiar como cualquier otra.

Generalmente en México el Shabat se lleva a cabo de una forma muy familiar; es el momento de la semana en el que se ven todos. La abuela hace la cena en la casa y todos los tíos, primos y sobrinos llegan a ella. En algunas familias es muy grave faltar a ella. Si ese es el caso no esperes llegar a una cena pequeña.

Ahora, no le preguntes a tu amigo a que rama del judaísmo pertenece, si es ortodoxo, conservador o reformista porque algunas personas se pueden ofender mucho. Fíjate sin preguntar, haz únicamente las preguntas que le harías a cualquier otra persona ¿qué llevo? ¿a qué hora llego? ¿cómo ayudo?

2) ¿Qué puedes esperar? Ritos y canciones

La cena de Shabat tradicional es así: ya servida la mesa los comensales pasan al comedor y sin sentarse esperan a que el jefe de familia guíe la cena. Primero se cantan dos canciones Eshet Jail (Mujer virtuosa) donde se cantan varios versos alabando a la mujer y las labores que realiza (uno por cada letra del abecedario) y que en su sentido más profundo cuenta la historia del pueblo judío con D-os y Shalom Alejem (La paz sea con ustedes), una canción donde saludamos a los ángeles que nos acompañan en Shabat.

Después de las canciones se hace el kidush la bendición del día sobre la copa de vino y todos beben de ese vino. Tras haber bebido el vino todos pasan a lavarse las manos, a esto se le llama netilat yadaim, se hace cada vez que se va a comer pan. Individualmente cada comensal toma un recipiente con agua echa dos veces agua sobre su mano derecha y dos veces agua sobre su mano izquierda y dice la bendición correspondiente. No se puede hablar hasta haber comido del pan. Se vuelve a pasar a la mesa se dice la bendición del pan se come del pan y empieza la cena.

Generalmente se sirven muchos tiempos, primero se comen las ensaladas que suelen ser muchas y variadas, después se levantan los platos se sirven unos limpios y se come el plato fuerte, tras este se pasa al postre.

Al terminar la cena, algunos hombres vuelven a lavarse las manos y se hace la bendición de después de la comida entre todos y cada quién regresa a su casa.

Esto cuando la familia es observante, cuando no es así generalmente sólo se hace el kidush, santificación del día con vino, o sólo se cena. Nuevamente depende de la casa donde se realice la cena.

3) Hora de llegada: ¿cuándo empieza Shabat?

Generalmente tu anfitrión te dirá a qué hora quiere que llegues. Puedes buscar en internet o en un calendario judío la hora a la que empieza Shabat. Si la familia es observante, a veces te invitan antes de que empiece el Shabat, para asegurarse de que no necesites usar carro por su culpa. En cuyo caso probablemente te inviten a acompañarlos a los rezos del templo, o te invitan una vez empezado el Shabat justo a la hora en que se sientan a comer.

4) ¿Qué llevar?… Fruta

A veces es difícil saber qué llevar a la cena que combine con lo que ya se preparó y que no moleste ni incomode a los anfitriones. En una ocasión normal, uno llevaría un vino, un postre o flores. Para Shabat llevar cualquiera de las tres es complicado, porque todo lo que se come es kosher y no sabes qué tipo de kosher come la familia que te está invitando.

Hay kosher a secas y kosher mehadrín cualquier cosa que ellos coman entra dentro de estas categorías y no hay forma de saber cuál es cuál sin preguntar y causar incómodo. Por ello, yo recomiendo llevar fruta, si se puede entera y sin partir. La fruta es de las pocas cosas que no necesitan supervisión rabínica para ser kosher la puede revisar fácilmente cualquier persona. Puedes hacer un centro de mesa con ella, llevarla en una canastita o como mejor se te ocurra. Es importante que esté lavada, pero no cortada porque el cuchillo con el que se corta debe ser kosher.

En cuanto a las flores, depende de la hora de llegada, si llegas antes de Shabat no hay ni un problema con que las lleves, pero si llegas después, las flores no se pueden poner en agua, entonces debes llevar un arreglo que no sequé fácilmente. De todas formas, con tu presencia es más que suficiente.

5) ¿Qué debes y qué no debes hacer?

Hay muchas cosas que se prohíben hacer en Shabat todas se derivan de los 39 trabajos realizados para construir el Tabernáculo. Entre ellos se encuentran prender fuego, cortar tela, separar el grano del trigo, prepara la harina, cocinar, entre varias. Acciones que se parezcan a alguno de esos trabajos no se pueden hacer. A continuación te damos una lista de cosas que por error puedes hacer en la cena y causar inconformidad:

a) No pidas recetas: Está prohibido planear cosas para después del Shabat o escribir, si le pides la receta a la dueña de la casa, no te la va a poder dar. No preguntes cómo se hacen las cosas, hasta la siguiente vez que la veas

b) No prendas ni apagues luces: en Shabat está prohibido producir o apagar cualquier fuente de luz y calor, eso incluye la luz eléctrica. Vas a ver que en la casa la luz del baño y la cocina están prendidas, ¡déjalas así son las únicas que va a tener la familia por el resto de la noche!

c) No cortes papel: Si vez un rollo de servilletas o papel para limpiar, mejor toma de las que ya están cortadas, está prohibido hacer una forma fija en Shabat

d) No hables entre rezos: Cuando te pasan la copa de vino o el pan no digas “gracias” está prohibido hablar después de haber hecho una bendición y antes de comer aquello que se bendijo.

Que sí hacer:
Di amén a las bendiciones, se agradable, ayuda en lo que se necesite y pásatela increíble. Shabat es una experiencia única.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.enlacejudio.com

Publicidad