24 de junio de 2017 11:18 AM
Imprimir

Exportadores de carne de Brasil: “La pérdida es incalculable”

En total, 862 toneladas de carne fueron rechazadas justificando "recurrentes problemas sobre la seguridad sanitaria" en los productos exportados a Estados Unidos.

La pérdida económica para Brasil es incalculable tras la suspensión de las importaciones de carne fresca vacuna anunciada por Estados Unidos el jueves, afirmó Antonio Camardelli, presidente de la Asociación Brasileña de Industrias Exportadoras de Carnes.

Estados Unidos sustentó la decisión “a causa de recurrentes problemas sobre la seguridad sanitaria de los productos destinados al mercado estadounidense”, según un comunicado del departamento de Agricultura (USDA) difundido este jueves.

El documento señala que los servicios de seguridad alimentaria del USDA rechazaron la entrada de 11% de la carne fresca vacuna brasileña desde marzo, cuando autoridades brasileñas revelaron que exportadores de carne locales sobornaron a inspectores de higiene para certificar productos en mal estado.

En total, 862 toneladas de carne fueron rechazadas.

Según Camardelli, los problemas encontrados en la carne brasileña obedecen a una reacción a los componentes de la vacuna de fiebre aftosa que utiliza Brasil. El vocero de la Abiec afirma que la vacuna produce accesos, algunos visibles retirados en las inspecciones, y otros internos “que fueron detectados por el gobierno estadounidense”.

El miércoles, el director del Departamento de Salud Animal del Ministerio de Agricultura, Guilherme Marques, había informado que, declarado Brasil libre de fiebre aftosa, solicitaron a los laboratorios reducir la dosis de esta vacuna para evitar reacciones.

El propio Ministerio de Agricultura de Brasil suspendió el mismo miércoles la exportación a Estados Unidos de carnes provenientes de cinco frigoríficos por este problema, obedeciendo a una decisión de la autoridad estadounidense emitida el 16 de junio.

Camardelli apuntó que los productores pidieron al gobierno brasileño resolver el problema en una reunión con sus pares estadounidenses.

Inicialmente, un encuentro estaba previsto para el 3 de julio para abordar la suspensión de los cinco frigoríficos, pero luego de la medida que atañe a todo el rubro, el ministro de Agricultura, Blairo Borges Maggi, habría asegurado al sector que estaban trabajando para anticipar la cita para la semana próxima.

Borges Maggi confirmó que la reacción a las vacunas es el origen del problema y que los técnicos del Ministerio están perfeccionando los controles, según publicó este jueves por la noche el medio local G1. Agregó que está previsto viajar a Estados Unidos para intentar rehabilitar el mercado para las exportaciones brasileñas, de acuerdo con informaciones del portal.

“Éste es un mercado en crecimiento, el impacto es en toda orden. Estados Unidos es un gran importador de carne y el mensaje es que podemos ser reemplazados”, comentó Camardelli.

Según datos de la Abiec, en lo que va de 2017 las exportaciones de carne in natura a Estados Unidos rondaron los 19 millones de dólares.

“Unos meses atrás tuvimos el mismo problema y si no fuese por la eficiencia del ministerio en presentar garantías adicionales, perdíamos una semana de mercado chileno”, dijo.

Camardelli subrayó que la suspensión afecta aún más la imagen de la carne brasileña, que ya fue impactada con el escándalo alimentario de marzo de este año.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad