24 de junio de 2017 20:52 PM
Imprimir

Normativas exigidas por el Plan HACCP en la industria de alimentos

El HACCP o el Sistema de Análisis de Peligros y de Puntos Críticos de Control es un instrumento para evaluar los peligros y establecer sistemas de control que se centren en la prevención de contaminaciones del producto durante las diferentes etapas del proceso. Dentro de las normas que se exigen en este sistema encontramos estatutos […]

El HACCP o el Sistema de Análisis de Peligros y de Puntos Críticos de Control es un instrumento para evaluar los peligros y establecer sistemas de control que se centren en la prevención de contaminaciones del producto durante las diferentes etapas del proceso.

Dentro de las normas que se exigen en este sistema encontramos estatutos sobre la higiene y sobre la seguridad en la planta.

Algunas de estas son: Normas de higiene

– Lavarse las manos con agua y jabón, frotándolas cada vez que ingrese o salga de la planta.

– Limpiarse las uñas antes de inicar la jornada de trabajo, y mantenerlas cortas, limpias y sin esmalte.

– No ingerir alimentos, ni beber, ni escupir, ni masticar chicles dentro de los baños y la planta en los horarios laborales.

– Mantener una limpieza personal y aplicar buenas prácticas de higiene durante el procesamiento de los alimentos.

– Mantener la ropa de trabajo limpia y utilizarla correctamente.

-Mantener los guantes limpios, secos y en buen estado, con el fin de evitar enfermedades en las manos.

-Mantener el cabello recogido y cubierto con el gorro.

– Eliminar el uso de maquillaje mientras se encuentran en el área de proceso, ya que los tapabocas deben permanecer blancos y limpios.

-Los hombres deben mantener el cabello corto o recogido, y estar rasurado.

Normas de seguridad

– No fumar en las áreas internas ni externas de las instalaciones de la planta.

– Utilizar correctamente los implementos de seguridad.

-Cuidar los equipos y utensilios de trabajo. Así como las instalaciones de la empresa, esto en beneficio de todos.

-No trabajar bajo efectos de bebidas alcohólicas, ni ingerirlas en las instalaciones de la empresa.

-No lanzar papeles u otros desperdicios en los alrededores de la planta.-No usar prendas (anillos, relojes, cadenas, zarcillos) durante el proceso.

El sistema de HACCP puede aplicarse a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde el productor primario hasta el consumidor final.

Su aplicación deberá basarse en pruebas científicas de peligros para la salud humana.Para que funcione, todo el personal debe comprometerse.

También se requiere de un enfoque multidisciplinario en el cual se deberá incluir expertos en salud ambiental, químicos o ingenieros, expertos en salud pública, microbiólogos, entre otros.

Funciona no solo para mejorar la inocuidad de los alimentos, sino para brindarles calidad. Además, de que facilita la inspección por parte de las autoridades de reglamentación y promueven el comercio internacional al aumentar la confianza en la inocuidad de los alimentos.

Por eso, como propietarios o administradores de la industria de alimentos, es necesario tener en cuenta esta normativa para hacer su negocio más rentable y confiable, ya que si no se cumple con este se pueden perder clientes y también ganar grandes multas que pueden culminar con la vida de su negocio

Fuente: revistaialimentos.com

Publicidad