26 de junio de 2017 03:57 AM
Imprimir

Estados Unidos suspendió la importación de carne de Brasil (festeja Argentina)

El escándalo de la “carne maquillada” en Brasil no termina: ahora Estados Unidos le cierra su marcado.

La industria de la carne es una de las principales de Brasil y los ingresos de divisas por las exportaciones cárnicas generan millones. Por eso es tan importante la decisión de los Estados Unidos de suspender a fines de la semana pasada todas sus importaciones de carne fresca debido a “recurrentes preocupaciones sobre la seguridad de los productos”, informó el secretario de Agricultura estadounidense, Sonny Perdue.

La determinación del país que gobierna Donald Trump llega a poco más de dos meses de que se ventilara la “Operación Carne Débil”, en la que la Policía Federal de ese país descubrió una red de sobornos en la industria cárnica, que permitió que grandes cantidades de productos salieran a la venta sin fiscalización y con adulteraciones.

Si bien varios países frenaron las importaciones de carne brasileña, como México y Chile, por ejemplo, la mayoría luego revirtió su decisión. Y Estados Unidos, aunque no cerró su mercado en aquel momento, sí comenzó a hacer pruebas sanitarias sobre los cargamentos brasileños.

Ahora, la novedad más temida por Brasil: Estados Unidos canceló las importaciones de carne desde Brasil porque detectó que el 11% de los productos tienen problemas sanitarios y de salud animal.

Si bien Estados Unidos no es el principal importador de carne brasileña, sus medidas sanitarias son tomadas por otros como referente.

Un dato importante: Brasil es uno de los principales exportadores de carne en el mundo (top 3); anualmente vende US$ 5.500 millones de carne de res y US$ 6.500 millones en pollo. Están involucrados prácticamente todos los grandes frigoríficos del país, entre ellos los gigantes BRF y JBS.

 

Argentina espera

La decisión del gobierno de Donald Trump podría representar una muy buena oportunidad de exportación de carne argentina a ese país.

En este sentido, el presidente de la Cámara de la Industria de Carnes de Argentina, Miguel Schiariti, dijo que si bien “no va a tener un impacto inmediato en Argentina”, puede ser “una gran oportunidad”.

El tema es que primero Estados Unidos tiene que abrir su marcado a la carne Argentina, algo que no está habilitado todavía, pero ya hay un fallo favorable en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“El camino para Argentina es seguir trabajando con toda la seriedad en materia de sanidad y en seguir todos los pasos para abrir el mercado estadounidense”, dijo el funcionario argentino

Fuente: Agromeat

Publicidad