26 de junio de 2017 16:37 PM
Imprimir

Duodenitis focal en ponedoras comerciales

La duodenitis focal necrosante (DFN) es una enfermedad entérica de ponedoras de huevo comercial que se asocia a pérdidas económicas debido a la pérdida de peso de huevo y a la disminución de la producción de huevo.

La DFN también es conocida como intestino gris, duodenitis ulcerativa multifocal, y duodenitis focal necrosante.

Esta terminología puede no ser apropiada debido a que las lesiones usualmente son de tipo multifocal y pueden también estar presentes en el yeyuno proximal.

Se piensa que la DFN es una enfermedad de origen clostridial y se ha asociado a infecciones con Clostridium perfringens y Clostridium colinum.

La enfermedad fue diagnosticada por primera vez en Pensilvania en los Estados Unidos en 1997 y actualmente está presente en por lo menos 17 estados de la Unión Americana.

Es considerada uno de los cinco principales problemas sanitarios que afectan a la industria de producción de huevo en los Estados Unidos

La DFN también ha sido reportada en los Países Bajos y en Canadá.

Algunos colegas han indicado que la duodenitis focal necrosante, puede ser una enfermedad de distribución global debido a que las lesiones han sido observadas en diversos países en todos los continentes.

En los lotes de aves afectadas con DFN se observa una disminución del peso de los huevos que puede ser de hasta 12 libras menos por cada 360 huevos, lo que equivale a una pérdida de 2,5 a 4 g por cada huevo individual con respecto al peso estándar, además de que la recuperación en el peso del huevo puede demorarse, o bien, los lotes afectados pueden tardar más tiempo en que el huevo alcance el peso estándar a temprana edad.

Las disminuciones en la producción de huevo típicamente varían de 1% a 10%, mientras mientras que los estándares de pico de producción pueden también ser inferiores a lo normal.

Dado que el duodeno es un sitio anatómico donde ocurre una absorción significativa de calcio se piensa que las lesiones de DFN pueden interferir con la absorción y utilización del calcio destinado a la mineralización del cascarón de huevo y a la producción misma de huevo.

La DFN ha sido observada en gallinas relativamente jóvenes desde las 14 semanas de edad.

Sin embargo, esta enfermedad típicamente se observa en aves en producción y a través de todo el ciclo productivo, pero con una mayor prevalencia entre las 28 y 35 semanas de edad.

La duodenitis focal necrosante ha sido descrita tanto en aves productoras de huevo blanco como de huevo marrón, y en aves en jaula o libres de jaula, además de que se presenta en cualquier línea genética

Las aves afectadas no presentan signos clínicos de enfermedad a excepción de que pueden:

  • Presentar palidez de la cresta
  • Estar un poco bajas de peso con respecto al estándar de cada línea genética

Algunas de las aves afectadas pueden presentar huesos pélvicos estrechos y las gallinas pueden simplemente estar fuera de producción.

Aunque la DFN es esencialmente una enfermedad intestinal, no se presenta ni diarrea ni ninguna otra indicación de enfermedad entérica.

El nivel de mortalidad en los lotes afectados puede parecer normal o ligeramente elevado.

Debido a que los signos clínicos de DFN son muy inespecíficos y las aves afectadas pueden pasar desapercibidas, es muy probable que esta enfermedad no sea diagnosticada lo suficiente o que ni siquiera sea detectada en muchas parvadas donde está presente.

vetagro

La duodenitis focal necrosante -DFN- puede ser diagnosticada examinando cuidadosamente el comportamiento del peso del huevo y las curvas de producción (Gráficas 1 y 2) en cada lote sospechoso donde además deben hacerse exámenes postmortem, los cuales de preferencia deben involucrar aves recién sacrificadas o que hayan muerto muy recientemente.

La vigilancia rutinaria puede hacerse haciendo necropsias de aproximadamente 10 aves en cada lote cada cuatro semanas a partir del inicio de la producción de huevo.

Normalmente seleccionamos aves que presenten palidez de la cresta y que estén ligeras de peso para hacer un examen post mortem puesto que este tipo de aves son las que más probablemente presentan lesiones consistentes con DFN.

curva de puesta ponedoras

Gráfica 1. Ejemplo de la disminución en la producción de huevo (línea naranja) en una parvada diagnosticada con DFN

produccion huevos ponedoras

Gráfica 2. Ejemplo de disminución del peso de huevo (línea naranja) en una parvada diagnosticada con DFN

Las lesiones de DFN se caracterizan por zonas de color grisáceo en la mucosa intestinal que corresponden a erosiones que muchas veces están cubiertas con una pseudomembrana amarillenta (Figuras 1 y 2) y que típicamente presentan un diámetro o extensión de 0.3 a 1.5cm.

lesiones ponedoras

Figura 1. Erosiones multifocales recubiertas con una pseudomembrana amarillenta en la mucosa duodenal de una ponedora comercial con duodenitis focal necrosante

lesiones-ponedoras

Figura 2. Erosión de color grisáceo en la mucosa del duodeno, típicamente observada en casos de duodenitis focal necrosante

También pueden detectarse lesiones de mayor extensión a través de la serosa del duodeno. El diagnóstico es confirmado haciendo histopatología sobre muestras de estas lesiones macroscópicas.

Para los estudios histopatológicos deben colectarse muestras dentro de los primeros cinco minutos después de haber sacrificado a las aves porque las lesiones se tornan autolíticas rápidamente y una vez autolisadas puede dificultarse mucho el diagnóstico.

enteritis focal necrosante ponedoras

Figura 3. Sección microscópica característica observada en gallinas con duodenitis focal necrosante.

Se observa pérdida de enterocitos en las vellosidades intestinales y presencia de infiltrado fibrinoheterofílico de tipo inflamatorio con una mezcla adicional de bacterias y exudado de las vellosidades

Las lesiones microscópicas se caracterizan por necrosis y pérdida de los enterocitos de las vellosidades intestinales, junto con infiltraciones fibrinoheterofílicas de tipo inflamatorio en el lumen intestinal, representando presencia de exudado en las vellosidades necróticas (Figura 3).

Este exudado se encuentra a menudo mezclado con agregados de bacterias de forma bacilar, células degenerativas descamadas y eritrocitos.

Las vellosidades afectadas típicamente presentan heterófilos y también infiltraciones linfoplasmacíticas en la lámina propia. Sólo apenas unas cuantas vellosidades llegan a presentar lesiones consistentes con DFN, lo que muchas veces hace necesario el examen de múltiples secciones para poder identificar las lesiones características.

Es conveniente teñir los tejidos con tinción de Gram para poder revelar una mezcla de bacilos Gram positivos y Gram negativos (Figura 4) dentro del exudado del lumen intestinal y también en las mismas vellosidades.

duodenitis focal

Figura 4. Bacterias Gram positivas y Gram negativas con morfología bacilar presentes en una sección de duodeno con duodenitis focal necrosante

Nuestro grupo de investigación en la Universidad de Georgia ha detectado Clostridium perfringens positivo a beta2 en muestras de duodenos con lesiones de DFN, lo que fue recientemente reportado en el mes de marzo en la revista científica Avian Diseases1

Se recuperaron bacterias de las muestras de duodenos afectados para hacer estudios bacteriológicos y estudios de tipificación de toxinas mediante PCR, y en este estudio fue posible demostrar la presencia de las bacterias (Figura 5) y de las toxinas alfa (Figura 6) y beta2 en las lesiones de DFN mediante la utilización de la técnica de inmunohistoquímica.

Un grupo de investigadores de Holanda también ha encontrado Clostridium perfringens en muestras de duodenos de ponedoras comerciales con lesiones macroscópicas similares a las descritas.

Otro reporte describió una mayor frecuencia de marcadores genéticos característicos de Clostridium colinum en muestras de duodenos con lesiones características de DFN.

Sin embargo 56% de las muestras de duodenos que no presentaban lesiones de DFN también tenían presencia de Clostridium colinum. En los estudios de la Universidad de Georgia no se encontró Clostridium colinum en ninguna de las 14 muestras de intestinos examinadas mediante PCR (França et al., 2016).

Figura 5. Tinción de inmunohistoquímica mostrando agregados de Clostridium perfringens en una lesión de duodenitis focal necrosante

duodenitis focal

Figura 6. Tinción de inmunohistoquímica mostrando agregados de Clostridium perfringens positivos a toxina alfa en una lesión de duodenitis focal necrosante

La apariencia macro y microscópica de las lesiones de DFN se asemeja a las lesiones observadas en casos de enteritis necrótica subclínica en pollos de engorde.

Así, la similitud en la patología y la detección de Clostridium perfringens a partir de lesiones sugieren que la DFN podría ser una forma leve de enteritis necrótica en ponedoras comerciales.

1(França et al. Association of Beta2-Positive Clostridium perfringens Type A With Focal Duodenal Necrosis in Egg-Laying Chickens in the United States. Avian Dis. 60:43–49. 2016).

La enfermedad aún debe ser reproducida para poder determinar el papel de Clostridium perfringens en la patogenia de DFN.

Usualmente se requieren factores predisponentes para el desarrollo de enfermedades inducidas por Clostridium en aves comerciales, pero aún no se conocen bien los factores predisponentes que pudieran estar involucrados en el desarrollo DFN.

Se sabe que la coccidiosis es un factor predisponente bastante común para la enteritis necrótica pollos de engorde; sin embargo rara vez vemos coccidiasis (coccidiosis subclínica) en muestras con evidencia de DFN.

La enteritis necrótica también puede desencadenarse por dietas que contienen una alta concentración de proteína animal, altos niveles de polisacáridos no almidonados y difíciles de digerir como es el caso de los presentes en el trigo, cebada, y centeno.

También se piensa que los altos niveles de calcio y de subproductos de maíz utilizado para la producción de etanol (DDGS) pueden predisponer a las aves a DFN.

Sin embargo se han observado casos de DFN en parvadas alimentadas con dietas que contienen diferentes tipos de ingredientes, con o sin subproductos de origen animal, polisacáridos no almidonados y DDGS.

Algunas observaciones de campo sugieren que no hay una asociación directa entre DFN y micotoxicosis o DFN y endoparásitos como nemátodos y céstodos. Tampoco se ha podido demostrar que una limpieza y desinfección adecuadas realmente ayuden a reducir la incidencia de DFN en algunas granjas.

TRATAMIENTO CON PROBIÓTICOS

Se considera beneficiosa la utilización de ácidos orgánicos, probióticos, productos derivados de levaduras, mano-oligosacáridos, aceites esenciales y ácido butírico como preventivos para la DFN.

La experiencia de campo sugiere que estos productos pueden ayudar a mejorar la situación sanitaria de las parvadas en algunos casos; sin embargo los resultados no siempre son consistentes.

TRATAMIENTO CON ANTIBIÓTICOS

Actualmente se están haciendo varios estudios para intentar determinar cuáles son los factores predisponentes que facilitan la expresión de duodenitis focal necrosante -DFN-.

La DFN puede ser prevenida o tratada mediante la administración de antibióticos contra bacterias Gram positivas en el alimento.

La bacitracina es considerada el antibiótico más efectivo para la prevención y tratamiento de DFN y usualmente reduce la incidencia de esta enfermedad y mejora el peso de huevo mientras la parvada esté recibiendo el antibiótico.

Dado que la DFN usualmente afecta el peso de huevo a partir de edades tempranas en el ciclo de producción, el antibiótico normalmente se administra a través del alimento hasta que la parvada alcance el objetivo de peso corporal, momento en el que se interrumpe la medicación.

En unidades de producción donde ocurren brotes muy frecuentes y severos, llega a incluirse en la dieta desde la transferencia de las aves a los galpones de producción hasta las 40 o 50 semanas de edad a una dosis baja de 25 g por tonelada.

Es frecuente observar que la enfermedad vuelve a presentarse apenas unas cuantas semanas después de que el antibiótico ha sido retirado del alimento.

La utilización de clortetraciclina a razón de 200 partes por millón en el alimento, o bien oxitetraciclina o tilosina (0.5 lb/ton de alimento) entre 20 y 40 semanas de edad es común como método preventivo.

También se utiliza la tilosina (0.5 lb/ tonelada de alimento) de 20 a 40 semanas de edad como método preventivo, e incluso llega a utilizarse penicilina en países o zonas donde está permitida.

Sin embargo la DFN vuelve a presentarse a las seis a ocho semanas posteriores a la interrupción del tratamiento.

Podemos reducir la probabilidad de brotes de duodenitis focal necrosante:

  • Manteniendo un nivel bajo de proteína en la dieta
  • Reduciendo el nivel de inclusión de DDGS
  • Utilizando probióticos y prebióticos
  • Adicionando enzimas para facilitar la digestión de polisacáridos no almidonados
  • Recurriendo a la utilización de ácidos orgánicos y aceites esenciales
  • Controlando las micotoxinas en la dieta
  • Adicionando mano-oligosacáridos
  • Y, cuando esté bien justificado ante un brote, utilizando antibacterianos contra Gram positivos como la bacitracina o la Tilosina
Fuente: avicultura.info

Publicidad