27 de junio de 2017 11:28 AM
Imprimir

Por foco de aftosa, Perú, Panamá y Ecuador vetan carne colombiana

Tras el cierre de estos mercados, el precio del alimento, que está en $ 4.600 kilo, podría variar.

Desde que el Gobierno notificó ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OEI) la aparición de un foco de fiebre aftosa en Arauca, las alarmas han estado encendidas. Y no es para menos, debido a que la reaparición del brote supone un riesgo, principalmente, para la exportación de la carne.

Precisamente, este lunes la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) informó que deshabilitó temporalmente los registros de importación de productos cárnicos procesados y lácteos, de las especies susceptibles al virus de la aftosa, procedentes de Colombia.

En un comunicado, las autoridades panameñas aseguraron que la medida estará en vigor hasta que las autoridades colombianas notifiquen el control del brote infeccioso.

Luis Humberto Martínez, director nacional del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), le confirmó a EL TIEMPO que Perú y Ecuador también suspendieron la importación de carne colombiana.

“Esto es un proceso normal cuando un país, de manera seria y juiciosa, reporta ante la OIE la presencia de una enfermedad de control oficial. Perú, Panamá y Ecuador toman esa decisión para proteger su estatutos mientras acá solucionamos el problema”, agregó el ejecutivo.

Tras la decisión de esos países, Martínez aseguró que la repercusión principal será la variación del precio del kilo de la carne.

“Con la apertura de nuevos mercados, el precio de la carne ha subido bastante. Hasta hace cuatro años se venía manejando un precio entre 2.400 y 2.600 pesos el kilo. Ahora, en la actualidad, se maneja en 4.600. Nosotros nos imaginamos que con el cierre de los mercados de esos tres países, ese monto se podría afectar”, afirmó el director de la ICA.

El funcionario también informó que por la alerta de foco de aftosa, la OIE suspendió, temporalmente, la certificación de país libre de comercializar carne con vacunación.

“Esta suspensión duró cuatro meses en el 2009. Esta vez, aspiramos a que no supere ese periodo de tiempo (…). Si trabajamos en conjunto, podremos erradicar la enfermedad”, añadió.

Es importante mencionar que aunque no había brotes desde el 2009, todos los años de forma preventiva se vacuna el ganado.

En este punto, José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, es enfático al decir que también “se van a cerrar puertas a las exportaciones ganaderas y a los demorados procesos de admisibilidad sanitaria ante Estados Unidos y la Unión Europea”.

Por su parte, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, dijo que las exportaciones de carne bovina movieron 93,4 millones de dólares en el 2016. Para el 2017 y 2018, se esperan 206,5 y 444,5 millones de dólares respectivamente.

“El aumento de las exportaciones de carne bovina obedece a dos aspectos fundamentalmente: la apertura de nuevos mercados que ha liderado el Ministerio y la llegada de jugadores extranjeros que dinamizaron el mercado, especialmente enfocado a la exportación”, agregó Lacouture.

Además, aseguró que durante el último año y medio se han abierto 8 nuevos mercados: Egipto, Jordania, Libia, Líbano, Georgia, Cuba, Chile y Emiratos Árabes Unidos. Son 15

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.eltiempo.com

Publicidad