27 de junio de 2017 02:07 AM
Imprimir

El campo ya lidera las expotaciones de energía

La exportación de biodiésel, subproducto de la soja, lidera las ventas argentinas de energía por primera vez en la historia: entre mayo de 2016 y abril de 2017 tuvo un incremento del 114% con respecto al período anterior. El dato surge del análisis del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales (IEEyNI) de la Sociedad […]

La exportación de biodiésel, subproducto de la soja, lidera las ventas argentinas de energía por primera vez en la historia: entre mayo de 2016 y abril de 2017 tuvo un incremento del 114% con respecto al período anterior.

El dato surge del análisis del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales (IEEyNI) de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

En el período analizado, el biodiésel representó el 40% de las exportaciones argentinas de energía y significó un ingreso al país de 1.325 millones de dólares, mientras que entre mayo de 2015 y abril de 2016, las ventas externas de este producto habían alcanzado los 620 millones de dólares y equivalían al 24% de la exportación total de energía del país .

En el ranking lo siguen los “carburantes, grasas y aceites”, con ventas por 922 millones de dólares, entre mayo de 2016 y abril de 2017. Durante el período anterior, esta categoría había ocupado el primer lugar de las exportaciones de energía, pero al año siguiente fue desplazada por el biodiésel.

Por su parte, el petróleo crudo descendió del segundo al tercer lugar, con un valor de exportaciones de 692 millones de dólares, entre mayo 2016 y abril 2017. Los principales destinos del biodiésel argentino son Estados Unidos, Perú y Panamá.

Entre mayo de 2016 y abril de 2017 se exportaron 1,7 millones de toneladas de biodiésel. Esto requirió de 9 millones de toneladas de granos, el 16% de la producción nacional de soja. Además, el pellet que surge del procesamiento de ese grano también se comercializa.

El 80% de la soja argentina que se exporta se vende después de haber

sido industrializada. Es por eso que el país es el primer exportador mundial de aceite de soja, el segundo de biodiésel, y el tercero en harina de soja. El problema es que los productores de EE.UU. han acusado a la Argentina de aplicar subsidios a sus exportaciones de biodiesel que se encuentran amenazadas. El año pasado se embarcaron a ese destino por el equivalente a US$ 1.200 millones.

Antes fue el turno de Europa que cerró las puertas al biodisel en reporche a la estatización de YPF. Pese a un panel favorable a la Argentina en la OMC, aún no se les exporta.

Fuente: Clarin

Publicidad