27 de junio de 2017 14:44 PM
Imprimir

Las etiquetas alimentarias de Checkpoint reciben un doble certificado de calidad

Las soluciones 4210 EP Food Label de Checkpoint Systems se han convertido en las primeras etiquetas de protección antihurto del mercado certificadas para uso en alimentos y en microondas. Tanto en España como en Portugal estos consumibles cuentan con el apoyo del sector retail, que entre 2016 y 2017 ha adquirido más de 57 millones […]

Las soluciones 4210 EP Food Label de Checkpoint Systems se han convertido en las primeras etiquetas de protección antihurto del mercado certificadas para uso en alimentos y en microondas.

Tanto en España como en Portugal estos consumibles cuentan con el apoyo del sector retail, que entre 2016 y 2017 ha adquirido más de 57 millones de unidades.

La certificación resulta de una inspección independiente realizada por las consultorías certificadoras TÜV Rheinland e ISEGA, e indica que los usuarios pueden meter en el microondas los productos adquiridos, al tiempo que los artículos quedan protegidos de cualquier tipo de contaminación derivada del adhesivo de la etiqueta.

La 4210 EP Food Label ofrece una facilidad de detección líder en el mercado y es una de las más pequeñas que existen. Además, la modalidad de etiqueta para congelados, que está en fase de prueba, puede estar en contacto con envases de Mylar recubiertos de UV.

David Perez, director general de Checkpoint Systems en España y Portugal, ha destacado que “cuando vemos una pieza de carne envasada en una tienda, asumimos que el envase es una barrera. Sin embargo, no lo es: está especialmente diseñado para que entre y salga el aire y así evitar que la carne se descolore. Algunos componentes de los adhesivos de las etiquetas pueden traspasarse a través del envase e infringir la normativa actual de la Unión Europea para artículos en contacto con alimentos”.

Después de un test exhaustivo, ISEGA concluyó que la etiqueta 4210 de Checkpoint garantiza la seguridad del consumidor, ya que los productos químicos potencialmente nocivos no entran en contacto con los productos cárnicos, lo que proporciona un grado extra de protección a los minoristas.

 

Uso seguro del microondas

Por su parte, la inspección de TÜV revela que etiquetas de seguridad de otros fabricantes se doran por los bordes al ser calentadas en un microondas, y que en algunos casos incluso se queman, lo que hace que sean potencialmente inseguras para los consumidores. En cambio, la serie 4210 EP Food Label de Checkpoint ha superado todas las pruebas sin incidentes.

Además, la nueva etiqueta se puede aplicar fácilmente en origen y en las etiquetas de precio y de información de producto incluyendo todas las opciones de envasado, desde film transparente hasta barquetas.

Con un rendimiento RF-EAS mejorado, la etiqueta 4210 es perfecta para tiendas de alimentación que necesitan proteger productos como carne o queso con alto riesgo de hurto. La solución está diseñada para mejorar la eficiencia en la tienda, facilitando a los minoristas incrementar la disponibilidad de la mercancía.

“Un reciente estudio ha puesto de manifiesto que los productos alimentarios, incluyendo la carne gourmet, cada vez son más codiciados por los visitantes deshonestos. Etiquetar en origen permite a las tiendas reducir el hurto y aumentar las ventas durante los meses más exigentes del año”, explica David Pérez.

Otra novedad en la serie Food Label es la etiqueta 4215, que cuenta también con la doble certificación y se puede integrar en las impresoras de etiquetas de producto de las tiendas. Los primeros resultados muestran un descenso de al menos un 40% en la pérdida desconocida de carnes cortadas y envasadas desde la introducción de esta solución RF integrada que puede ahorrar cientos de miles de euros al año.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad