28 de junio de 2017 12:46 PM
Imprimir

El búfalo como oportunidad

En medio de la inundación que afectó este año al Noroeste de Corrientes, los rodeos bubalinos continuaron produciendo carne. Una especie que puede ser la gran alternativa para los productores que perdieron todo.

En tiempos de crisis, y luego de perder casi todo por el exceso de lluvias que afectó a una vasta zona de la provincia de Corrientes, muchos productores ganaderos deberán volver a empezar. Muchos de ellos de cero, ya que perdieron o debieron vender sus animales ante la falta de espacio donde alimentarlos. Y en este contexto, el búfalo aparece como una alternativa más que viable para encarar nuevos proyectos productivos.
Si bien quedan muchas pérdidas por evaluar y habrá que aguardar no sólo que baje el agua, sino también que se conozca lo que “se va a perder a largo plazo”, muchos productores ganaderos del Noroeste de la provincia, han perdido todo –y muchos lo poco- que tenían en el campo. Algunos por mortandad y otros mediante la venta de sus animales, al no tener superficie en sus campos para que la hacienda se alimente.
“Yo creo que es una buena oportunidad para que los productores, los que perdieron todo y deben comenzar de nuevo, apuesten por el búfalo, una especie que es especial para esta región”, señaló Carlos María de Llano, criador bufalero en los departamentos General Paz, San Luis del Palmar y Capital.
Las 5.500 hectáreas de explotaciones propias y alquiladas que posee este criador e integrante de la Asociación Argentina de Criadores de Búfalos (Aacb) se encuentran dentro del área que fue afectada este año por el extraordinario exceso de lluvias. Y muchos de sus potreros se vieron muy damnificados por la presencia de agua.
“Sin embargo, mientras veíamos cómo las vacas morían o tenían un estado corporal lamentable; o las trasladaban a otros campos más altos, nuestros búfalos siguieron ganando peso, a pesar de la inundación”, contó Llano.
Se conoce de las aptitudes productivas de la especie bubalina, y su adaptabilidad en los campos bajos, muchas veces con esteros, lagunas o arroyos. Y eso ayudó a los planteles bubalinos de la provincia –donde el departamento General Paz es la Capital provincial de la especie- a mantenerse en buen estado corporal y sobrevivir al fenómeno.
“Las crisis crean oportunidades y el búfalo es una gran oportunidad para los productores que perdieron su hacienda en esta creciente”, manifestó Llano, y señaló en este aspecto que “es más fácil pasarse a la producción de búfalos que cambiar el campo”.
En este sentido, contó que “en la quinta sección de San Luis del Palmar, donde muchos campos se quedaron sin ninguna vaca, los búfalos siguen vigentes e incluso engordando”, sostuvo. Asimismo, el criador y promotor de la especie, consideró que “en condiciones normales de los campos, la rentabilidad del búfalo es un 25% más que la del vacuno; y en esta situación de inundación, la diferencia está en la supervivencia; en ambas situaciones gana el búfalo”, sostuvo.
“Es una zona óptima para el búfalo, donde pueden producir muy bien, sobre todo en los campos bajos, con grandes espejos de agua”, señaló el criador. Aunque aclaró: “Tampoco son peces, estos animales necesitan algunos espacios de altura para dormir, procrearse y parir”, sostuvo.
De este modo, desde la visión de los criadores el búfalo se presenta como  una oportunidad ante la catástrofe que sacudió los campos del Noroeste de Corrientes este otoño. Y podría ser una salida para los productores que deberían arrancar de nuevo en campos bajos, con recursos forrajeros desfavorables y grandes espejos de agua. Es decir, donde mejor se desenvuelve el búfalo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Litoral

Publicidad