29 de junio de 2017 10:54 AM
Imprimir

Uruguay La garrapata incidió en una caída de la preñez ganadera en el norte

La garrapata incidió en una caída de la preñez ganadera en el norte.
Los resultados de los diagnósticos de preñez del ganado vacuno de carne que han sido dispares registraron en el norte del país índices inferiores a lo esperado, probablemente debido a problemas sanitarios, según el Informe de situación del Instituto Plan Agropecuario (IPA) que abarca del 15 de abril al 15 de junio pasado.
Precisamente, el veterinario Eduardo Texeira, de Salto, confirmó a El Observador la incidencia de enfermedades parasitarias en los menores desempeños.
Sin embargo, en el litoral norte esta situación fue diferente en tanto se constatan datos alentadores, señaló el informe del IPA.
Como se informó en las últimas horas, el XV Taller de Evaluación de los Diagnósticos de Gestación Vacuna de INIA Treinta y Tres, efectuado el pasado martes y que arrojó para todo el país un promedio de preñez de 77,8%, registró en Artigas y Salto 73% frente a 80% del año pasado, informó Texeira.
En el norte del país la garrapata y tristeza han sido causa de muerte de vacunos, agregó el IPA. Según Texeira, el descenso de siete puntos porcentuales obedeció a la adopción de menos tecnología aplicada, como destete precoz y temporario, pero también incidió el problema de la garrapata, una parasitosis externa.

Las lluvias

Fue bien notoria su incidencia porque en el pasado verano llovió mucho a partir de febrero lo que determinó que se desbordaran los ríos, se transportara el parásito y el medio ambiente lo favoreciera, dijo el profesional.
Texeira explicó que cada vez que se hace un tratamiento para la garrapata significa bañar, dosificar, inyectar, traer y llevar los animales, lo que representa un estrés que puede afectar en una disminución de la preñez de los vientres.
Por otra parte, teniendo en cuenta las categorías de recría, las mismas han tenido un desarrollo sostenido. Los terneros se destetaron con pesos mayores a otros años y las vaquillonas que ingresan a su primer invierno tienen muy buen estado.
Los ovinos en general tienen un buen estado, pero los problemas sanitarios, como pietín y los parásitos gastrointestinales, siguen siendo una limitante.
Las temperaturas fueron superiores a lo esperado para la época, a lo que se sumó el inicio tardío de ocurrencias de heladas. Esta situación benefició el crecimiento de las pasturas. Además, las precipitaciones han sido suficientes y fundamentalmente en el norte se han desbordado cauces naturales. Particularmente en algunas zonas de Rivera hubo muerte de animales como consecuencia de las inundaciones, señaló el IPA.

Práctica no recomendada

El estado de los animales del rodeo de cría es de bueno a muy bueno en general, según el IPA. Agregó que como consecuencia de la buena condición de las pasturas y el estado de los animales, algunos productores demoraron en destetar los terneros con el fin de que acumulen más kilos, práctica no recomendada pensando en el próximo entore. Por otra parte, hay forraje acumulado y se ha mantenido su calidad, lo que permitirá iniciar el invierno con más disponibilidad que otros años y mantener el ganado en el invierno.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad