29 de junio de 2017 03:52 AM
Imprimir

En Uruguay un chip vinculará al perro con su dueño

Abren llamado a veterinarios interesados en capacitarse en la trazabilidad canina.

Las perreras no existen más por una decisión que se tomó “mucho antes que llegáramos al gobierno”, y posiblemente esa haya sido la razón que desencadenó esta situación “descontrolada” de la población de perros, dijo este miércoles el subsecretario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, en la conferencia de presentación de la campaña de chipeado obligatorio de perros que impulsa la Comisión Nacional Honoraria de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba).

Relacionar al perro con su responsable es el principal objetivo de esta medida, una de las siete que impulsa la Cotryba para resolver el problema de los perros callejeros. En la oportunidad también se presentó al nuevo gerente de Cotryba, Julio Pintos, quién señaló que el objetivo es bajar la población canina, para eso será necesario el chipeado, luego el uso de la información registrada en el chip, las inspecciones, castraciones, el control de la venta de perros y el desestímulo de la producción, señaló.

En la oportunidad se explicó que el chip tiene el tamaño de un grano de arroz, y se le coloca una sola vez a cada perro. Allí estará registrada toda la información del animal y será el chip el elemento que “hablará por el perro”. El registro será obligatorio y se informará a la ciudadanía sobre sus ventajas.

Benech comentó que se está trabajando para determinar cuánto le cuesta a la sociedad los perros sueltos, por las mordeduras, accidentes de tránsito y demás. Agregó que el chip es una herramienta, y como tal hay que usarla bien. Hasta ahora no había forma de identificar a los dueños de los perros, pero con esta tecnología informática se podrá hacerlo.

Desde este jueves y durante 10 días estarán abiertas las inscripciones para veterinarios interesados en capacitarse en el chipeado de perros. Para inscribirse estos deberán ingresar a http://www.cotryba.gub.uy/renac.

El sistema será similar al de la trazabilidad ganadera, explicó Benech. Los cursos para los veterinarios serán a distancia, con una prueba final, y quienes la aprueben recibirán el certificado que les permitirá realizar el procedimiento.

Luego del período de capacitación se fijarán los plazos para la colocación de los chips y posteriormente se fiscalizará.

El subsecretario del MGAP enfatizó que se necesitará de todos los veterinarios que hay en Uruguay para realizar esta tarea, y destacó que los profesionales bajaron sustancialmente sus aranceles para trabajar en este tema, demostración de la conciencia que existe sobre la problemática.

Consultado sobre qué ocurrirá con los perros que no tengan registro y se desconozca su propietario, el secretario de Estado respondió que se están buscando alternativas para sacarlos de circulación. Para ello se trabajará a nivel departamental, y una posibilidad es la creación de caniles.

Sobre el costo de la colocación del chip Benech aseguró que será accesible, aunque no quiso dar cifras de referencia, ya que habrá ocho empresas proveedoras y el costo dependerá de cada veterinario.

Otro de los graves problemas que ocasionan los perros sueltos es el ataque a ovinos. Al respecto, Benech recordó que la ley permite que los productores afectados por este problema sacrifiquen a los perros atacantes.

Enfatizó que es importante que los productores perjudicados por esa razón realicen las denuncias correspondientes en la web para que las autoridades tomen cartas en el asunto. De todos modos el jerarca reconoció que la tarea será más fácil a partir de la colocación del chip.

Fuente: Observa

Publicidad