29 de junio de 2017 10:44 AM
Imprimir

Colombia : Frigorífico de Bucaramanga pierde negocio de carne con Chile

Transitoriamente el país perdió el estatus sanitario. Para controlar el foco la zona se encuentra en cuarentena y han sido sacrificados cerca de 300 ejemplares.

El primer y fuerte coletazo por el cierre de las importaciones de carne por parte de Chile debido al foco de aftosa en Colombia, ya se sintió con rigor en Santander.

Primero cerraron sus puertas Ecuador, Panamá, Perú y ahora, Chile.

Con los dos últimos países, los empresarios de Santander tenían negocios; sin embargo, el mercado chileno era el más atractivo al punto que se trabajó con tesón durante dos años para lograr admisibilidad.

Por ejemplo, el Frigorífico Vijagual, la planta de sacrificio de bovinos más moderna del país con grandes inversiones para llegar a ese punto, perdió un negoció que iniciaría el 1 de julio y consistía en un contenedor semanal para un cliente, que significaba US$500 mil mensuales.

Además, se tenían negocios finiquitados con otros tres compradores de la misma envergadura. Lo anterior significa que el Frigorífico Río Frío perdió transacciones de carne por el orden de los US$2 millones mensuales.

De acuerdo con Jorge Quintero Pimentel, gerente de Río Frío, el perjuicio por perder el negocio con Chile, 100% recae para la empresa que dirige, ya que aparte de tener todas las certificaciones se tenían los negocios de alto volumen muy adelantados: “Es más, se habían comprado los ganados para el primer embarque; y se planificaba la consecución de otros ejemplares para atender los negocios venideros”, agregó.

Quintero Pimentel expresó que esperaban la visita de tres importantes compradores para el cierre satisfactorio de negocios, el 6 de julio con Cencosub Chile y la Asociación Chilena de Importadores de Carne, y el 21 de julio con Walmart una de las cadenas más grandes de ese país.

“Para comenzar, se acordó envíos estimados en 500 mil mensuales con cada uno”, agregó.

 

Las guías en el mercado negro

Uno de los principales problemas a resolver para frenar la aftosa en Colombia es el contrabando de animales desde Venezuela, país que no tienen ningún programa de vacunación contra la fiebre afrosa. Es un país endémico. De acuerdo con una fuente que pidió reserva de su nombre, hay un mercado negro de guías de movilización, al punto que una de estas guías puede llegar a costar $1.5 millones.
Por lo anterior, estiman que una alternativa de control es que todo ganado que llegue al interior del país debe ir enchapetado; es decir, debidamente identificados por los programas estatales para tal fin.

 

La frontera es el yugo

Sin lugar a dudas, la frontera con Venezuela es la principal talanquera para el estatus sanitario del país.

Muestra de ello es la postura del director de la Organización Mundial de Salud Animal, OIE, para América Latina, Luis Barcos, al afirmar que Venezuela supone un riesgo para sus vecinos en materia de fiebre aftosa,

Por su parte, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia, manifestó que se combatirá la mafia de contrabando que se asienta en Cúcuta y que esta semana saldrán medidas adicionales sobre los 2.000 kilómetros de frontera con Venezuela.

 

Hay cuarentena

A la fecha no se han presentado más focos de aftosa en el país y están en cuarentena de 30 días Tame (Arauca), Hato Corozal y Paz de Ariporo, en Casanare.

En declaraciones a EFE, Luis Humberto Martínez, gerente del ICA, dijo que está prohibido el ingreso, salida y movilización de animales de pezuña hendida (bovinos, porcinos, caprinos, ovinos, bufalinos, llamas y alpacas) de estas zonas por un periodo de cinco días.

El funcionario dijo que la feria Agroexpo se realizará de forma normal en Bogotá, sólo que con restricciones a los animales provenientes de la zona afectada por aftosa.

Fuente:

Publicidad