29 de junio de 2017 13:34 PM
Imprimir

Brasil: Venta de activos de JBS por escándalo “Operación Carne Débil”

La compañía brasileña JBS requiere percibir US$1,8 billones a través de la venta de activos, tras verse involucrada en escándalo cárnico y aliviar la preocupación de los acreedores.

El nuevo plan anunciado por JBS, es que se desprenderá de la participación que tiene en la compañía irlandesa Moy Park, la segunda empresa de carne de pollo más grande de Reino Unido, su principal activo. De acuerdo a la compañía JBS, pretende recaudar un total de US$1,8 billones, más de la mitad podría provenir de la subsidiaria europea. Mientras, que el paquete también incluye otra participación de 19,2% que posee en la empresa lácteos Vigor – -controlada por J&F Investimentos, holding de la familia Batista-, así como de instalaciones pertenecientes a Five Rivers Cattle Feeding, la empresa de alimentación de ganado más grande del mundo.

 

JBS pretende recaudar un total de US$1,8 billones a través de la venta de activos, a través de las desinversiones de un productor de pollos del Reino Unido y un proveedor lácteo brasileño.

 

En el año 2015, cuando compró Moy Park, la unidad británica de Marfrig Global Foods SA , JBS pagó US$1,5 billones, incluyendo que contrajo la obligación de una deuda de US$293 millones. Debido a la situación actual de JBS, la expectativa es que los interesados negocien, pero la compañía irlandesa debe confirmar una buena fuente de recursos. Según una información cercana a JBS, Moy Park ya despierta el interés de los competidores y tiene hasta un candidato natural: el grupo chino WH, que controla a la estadounidense Smithfield Foods, la mayor empresa productora de carne de porcina del mundo.

 

En una extraña entrevista, el director de Relaciones con Inversores del grupo chino, Luis Chein, dijo recientemente a la agencia Reuters que los objetivos de la expansión del grupo son Europa y EE.UU., y que la intención es avanzar en los mercados de carne de pollo y bovina. JBS no informó si ya hay negociaciones en curso que involucren a los activos que forman parte del plan de desinversiones. Pero observadores recordaron que el empresario Joesley Batista, que salió del país y fue expulsado de la presidencia del consejo de administración de JBS tras la delación retribuida. En la cual, realizó graves acusaciones al presidente Michel Temer y otros tantos políticos, estaba en China antes de volver a Brasil, el 11 de junio de 2017.

 

Los objetivos de la expansión del grupo chino WH son Europa y EE.UU., y cuya intención es avanzar en los mercados de carne de pollo y bovina

 

Las fuentes del área dicen que otros grupos extranjeros, como la estadounidense Tyson Foods, tienen interés en Moy Park, y que la empresa también sería estratégica para la brasileña BRF, si ésta está dispuesta a apalancar incluso en medio de su proceso de reestructuración de gestión. La compañía irlandesa se considera como una base importante para una plataforma de producción en la Unión Europea. Tanto es así, que su venta no formaba parte de los planes de JBS antes de la delación. Al contrario: la compañía JBS pretendía crecer en Europa, con carnes de pollo y porcina, a partir de Moy Park. En una entrevista con el Valor en 2015, Wesley Batista, CEO de JBS, dijo que veía oportunidades de adquisiciones en Francia, España e Italia.

 

La compañía JBS ya había informado la venta, por 300 millones de dólares, de nueve frigoríficos en Argentina, Paraguay y Uruguay a la empresa brasileña Minerva, aparentemente el activo que tiene mayor liquidez es Five Rivers. Este anunció se vio interrumpido provisionalmente tras la decisión de la fiscalía federal de Brasilia, mayor información en aviNews

 

En el mercado, de acuerdo a la publicación brasileña – Valor, la evaluación es que el negocio puede atraer fondos extranjeros que desean invertir en una operación de renta fija. Con capacidad estática para albergar a más de un millón de cabezas de ganado – información disponible en el sitio de la subsidiaria de JBS -, la compañía controlada por JBS USA es vista como un negocio de poco riesgo para los compradores: el buey engordado en Five Rivers tiene como destino natural los propios frigoríficos de JBS en EE.UU.

 

La participación de 19,2% de JBS en la compañía Vigor puede ser un negocio más difícil, porque la porción restante pertenece a J&F. El holding intenta vender la empresa de lácteos desde el año pasado – por lo tanto, mucho antes de la delación. La información apunta, a que en la fase inicial de prospección, Vigor fue ofrecida a Cutrale, que prefirió seguir enfocada en jugo de naranja, plátano y soja, sus principales negocios. Posteriormente, la estadounidense PepsiCo llegó a ofrecer US$ 1,8 billones.

 

Si J&F consiguiera hoy obtener por Vigor el mismo valor ofrecido a principios de año por PepsiCo – lo que muchos en el mercado dudan, por la exposición negativa de la compañía y el mayor poder de negociación que los interesados pasaron a tener-, JBS conseguiría, por su parte, aproximadamente US$359.820.096. Además de PepsiCo, J&F ha mantenido conversaciones para una eventual venta de Vigor con las francesas Lactalis y Danone, con la mexicana Lala y también con Coca-Cola, según fuentes del mercado. PepsiCo y Danone no respondieron a solicitudes de la entrevista. Coca-Cola informó que no hay negociación en curso, y Lactalis afirmó que son “especulaciones de mercado y no se puede comentar”.

 

En un comunicado, JBS informó que la venta de los activos está sujeta a la aprobación previa del consejode administración y a la previa anuencia de BNDESPar.

 

La compañía JBS, una de las principales exportadoras de carne a nivel mundial, requiere liquidez para saldar deudas y permanecer en el mercado. Debido a que el mercado ha cerrado el acceso a créditos a JBS por la compleja situación provocada por los escándalos de la denominada “Operación Carne Débil” y desencadenando estremecimiento político.

Fuente: avicultura.info

Publicidad