29 de junio de 2017 01:34 AM
Imprimir

EMPRESARIOS DEL AGRO RECLAMAN MÁS COMPETITIVIDAD, MENOR PRESIÓN IMPOSITIVA Y CRÉDITOS A LARGO PLAZO

Empresarios del sector agropecuario elogiaron hoy al Gobierno por “entender” a ese sector, pero reclamaron medidas para favorecer la competitividad, bajen la presión impositiva y estimulen el financiamiento a largo plazo. También se mostraron preocupados por una eventual derrota del oficialismo en las elecciones legislativas de octubre, al exponer en un seminario organizado por Financial […]

Empresarios del sector agropecuario elogiaron hoy al Gobierno por “entender” a ese sector, pero reclamaron medidas para favorecer la competitividad, bajen la presión impositiva y estimulen el financiamiento a largo plazo.

También se mostraron preocupados por una eventual derrota del oficialismo en las elecciones legislativas de octubre, al exponer en un seminario organizado por Financial Times en un hotel de esta capital.

El CEO de Dreyfus, Gonzalo Ramírez Martiarena, consideró que para que el sector crezca, “tenemos que tener un contexto estable, con imperio de la ley, financiamiento a largo plazo y una estructura impositiva que nos permita competir”.

“Pero el problema que tenemos en la Argentina es que no podemos evolucionar, no podemos lograr un consenso para poder crecer. Hay que tener en cuenta que tenemos un país súper rico”, resaltó.

Ramírez Martiarena admitió, por otra parte, que las elecciones legislativas de octubre “nos preocupan, porque no queremos volver al pasado”.

En tanto, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Etchevehere, destacó: “estamos contentos con los cambios que hubo. Este Gobierno cumple su palabra y eso genera confianza entre las partes”.

Pero aclaró: “tendremos un gran futuro en la medida en que tengamos condiciones similares a nuestros competidores. Aquí el el gran tema es la competitividad. Eso deja de lado a la ideología”.

Según Etchevehere, “la presión impositiva es mayor a la de nuestros competidores”.

Además, estimó que “sin trabas (a la producción agrícola) el campo puede lograr más de un millón de puestos de trabajo en los próximos cinco años”.

Por su parte, el presidente de Zed, David Lacroze, consideró que “la llegada de este Gobierno al poder constituyó un paso adelante de la comunidad social argentina”.

“Ahora, el desafío es disminuir la brecha (social) afectando lo menos posible el desarrollo del país, con una economía abierta, que implica un cambio de panorama”, añadió.

El empresario estimó, además, que “hay que avanzar con las inversiones”, pero aclaró que “que es algo que no lo podemos hacer, porque la presión impositiva es muy alta”.

No obstante, afirmó que el sector agrícola “va a ser la locomotora de este gran tren que es la Argentina”.

A su turno, el CEO de Cresud, Alejandro Elsztain, subrayó que el Gobierno de Mauricio Macri “favorece al sector, nos empuja hacia adelante”.

Pero se quejó por los costos de logística que tiene la actividad: “es muy costosa: el 95% de la cosecha se traslada en camiones. Es algo que el Gobierno entiende y hay que resolver”.

Otro de los expositores fue el CEO de Adecoagro, Mariano Bosch: dijo que en el país “tenemos la oportunidad para desarrollar modelos sustentables de producción, porque somos muy competitivos”.

El empresario aseguró que “no hay otro lugar en el mundo en que la producción de trigo, soja y maíz se haga de manera tan eficiente. Pero tenemos que dar un paso más, un paso hacia la transformación de las proteínas vegetales”.

“El Gobierno nos da una oportunidad para que ello ocurra”, se entusiasmó.

Por último, el presidente de Olam Sudamérica, Satya Mayilswamy, comentó que la Argentina “es un productor de alta calidad (de maní, especialidad de esa compañía con sede central en Singapur) y es algo que debe tener en cuenta para posicionarse”

“La Argentina es un país muy importante para la producción de maní por los ecosistemas que tiene”, señaló

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: NA

Publicidad