29 de junio de 2017 04:21 AM
Imprimir

Uruguay : Otro grande vinculado con el agro se presentó a concurso

Empresa de capitales argentinos tiene deudas bancarias por US$ 35 millones.

Cosechas del Uruguay, compañía que se dedica a la agricultura en tres departamentos, se presentó este lunes a concurso voluntario de acreedores, según informó a El Observador el gerente de la Liga de Defensa Comercial (Lideco) Bernardo Quesada.

En la presentación también incluyó a otra firma que pertenece al grupo, Cereales del Uruguay. Ambas tienen deudas en el sistema financiero por US$ 35 millones.

Según figura en la Central de Riesgos Crediticios del Banco Central (BCU), Cosechas del Uruguay tiene créditos —entre vigentes y vencidos— por US$ 32 millones. El mayor es con el Banco República. En el caso de Cereales del Uruguay las deudas ascienden a US$ 3 millones.

Cosechas del Uruguay posee campos propios y arrendados en Colonia, Durazno y Soriano. Quesada informó que la empresa presento documentación ante la Justicia y ahora espera la aprobación del concurso. De ser así, se fijará fecha para efectuar una junta de acreedores que debe realizarse a los 180 días de la aprobación del concurso. Mientras tanto, un síndico o un interventor, según lo dedica la Justicia Concursal, manejará los números de ambas empresas.

La compañía se estableció en Uruguay hace más de 15 años y se dedicó a la plantación de granos.

Quesada informó que en los primeros meses de este año hubo varias firmas agroindustriales que optaron por presentarse a concurso de acreedores. Entre ellas destacó a Frigorífico Flores, Molino Florida, Molino Dolores y Cereoil, una industrializadora de granos y un fabricante de aceite de soja.

 

 

UAG

El gigante agrícola ganadero Union Agriculture Group (UAG) es otra de las compañías del sector que atraviesa una compleja situación financiera. En los nueve meses cerrados a marzo de este año tuvo pérdidas operativas por US$ 26, millones. Tomando en cuenta esos resultados, la agencia FixScr (asociada a Fitch Ratings), bajó la calificación de la empresa desde CCC(uy) a C(uy), lo que implica un riesgo crediticio “extremadamente vulnerable”.

UAG opera sobre poco más de 108.000 hectáreas, de las cuales 94.822 ya se encuentran bajo acuerdos de arrendamientos con productores independientes, lo cual convierte a la compañía en el principal propietario de tierras agropecuarias en Uruguay.

El sector agropecuario es uno de los que más siente la volatilidad de los precios internacionales de las materias primas. En los últimos años, UAG sintió el impacto de la baja de los valores en el mercado mundial de la carne y otros commodities que intensificaron su deterioro financiero.

Este miércoles, el diario El País informó que la compañía se encuentra en un proceso de capitalización por parte de los accionistas para poder afrontar parte de las deudas que mantiene con instituciones bancarias. Según la información, al cierre de abril la compañía tenía solamente con el Banco República créditos morosos por US$ 23,6 millones.

Fuente: Observa

Publicidad