30 de junio de 2017 05:28 AM
Imprimir

Preocupa los terneros que no llegan al destete

Uruguay : Son 280 mil animales que mueren por diversas causas, gerenando pérdidas por US$ 75 millones
Si bien es lento el avance que logra el país en materia de resultados de reproducción vacuna, con cifras de gestación que son oscilantes, persiste la preocupación de que la ganadería uruguaya pierde anualmente 280 mil terneros que no llegan a destetarse. Que si fueran vendidos luego, solo a un peso de 140 kilos, significaría que el sector pierde más de US$ 75 millones.
El XV Taller de Evaluación de los Diagnósticos de Gestación Vacuna de INIA Treinta y Tres realizado el pasado martes marcó un promedio de preñez para este año de 77,8% sobre una muestra de 407.985 vacas analizadas, un aumento de 7,2 puntos porcentuales sobre 2016.
En ese marco, el veterinario Santiago Bordaberry, quien maneja datos de predios ubicados en departamentos principalmente del centro del país, remarcó a El Observador Agropecuario la importancia que adquiere la diferencia que existe históricamente entre los porcentajes de gestación y los de destetes, que caen 10% y se ubican entre 63% y 65%.
Precisamente en su disertación Bordaberry presentó los datos de pérdidas de gestación, muertes al parto y al destete: 7,4% en 12 años de evaluación en una muestra de 85 mil vacas preñadas en varios establecimientos. Esto ocurre en rodeos que son muy controlados, frente a 10% de la media nacional. “Esto quiere decir que todavía hay un espacio para trabajar en eso”, acotó.
Hay que considerar que si se entoran 4 millones de vacas, hay 280 mil vacas que no entregan un ternero por año y eso es mucha plata que pierden los productores y en definitiva el país, afirmó. Explicó que la investigación ha hecho un avance importante en el diagnóstico de enfermedades abortivas y quizás no hay una difusión en general sobre las medidas de manejo y de control.

Diversidad de promedios

Por otra parte, el veterinario Gabriel García Pintos, quien manejó datos de varios colegas en seis departamentos, dijo que la mejora en los porcentajes de preñez deja satisfacción por un aumento en promedio “que no es para todos. Porque hay predios donde el incremento es superior y se sobrepasó el 90% de preñez”.
“Son productores prolijos, exitosos, que no cambiaron su rutina de trabajo porque había pasto. Siguieron haciendo el diagnóstico de actividad ovárica en sus vacas, hicieron destete precoz y temporario, efectuaron la revisación de toros y suplementaron sus vacas”, subrayó.
Pero también hubo otros productores que estuvieron por debajo de ese valor promedio, “que se la jugaron porque venían golpeados económicamente y porque el gobierno no les da señales claras para producir”. dijo García Pintos.

Los deberes

Esos productores no hicieron los deberes: no aplicaron la investigación que está probada y obtuvieron 70% de preñez, o sea, 8 puntos porcentuales menos que el promedio y 20 puntos menos que los productores exitosos de la micromuestra de cinco departamentos. Es el resultado también de usar toros que no están garantizados en su función reproductiva. Dijo también que para entorar cuatro millones de vacas tendría que existir un tránsito de 100 mil toros por año para cubrir esas necesidades, pero según datos del Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG) son 50 mil.
Se preguntó de dónde sale el resto de los toros que se necesitan. Dijo que tal vez muchos productores lo que están utilizando son “novillos con testículos” y no es lo mismo que usar un toro que está revisado, raspado y que no tiene enfermedades venéreas. “Esto nos dice que nos queda mucho por hacer”, dijo García Pintos.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad