6 de julio de 2017 20:21 PM
Imprimir

Cómo prevenir el HLB, la enfermedad letal del citrus

Durante la 36ª Jornada Nacional Citrícola, realizada en Concordia, profesionales del Senasa disertaron sobre las acciones de prevención del huanglongbing (HLB), la enfermedad letal de la citricultura. En el encuentro, organizado por la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Nordeste de Entre Ríos (Aianer) y el INTA, el Senasa explicó la situación actual del HLB en […]

Durante la 36ª Jornada Nacional Citrícola, realizada en Concordia, profesionales del Senasa disertaron sobre las acciones de prevención del huanglongbing (HLB), la enfermedad letal de la citricultura.

En el encuentro, organizado por la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Nordeste de Entre Ríos (Aianer) y el INTA, el Senasa explicó la situación actual del HLB en la Argentina y su insecto vector, a nivel nacional, haciendo hincapié en la provincia de Entre Ríos. La coordinadora del Programa Nacional de Prevención del HLB, Yanina Outi, y el referente del Programa de Prevención del HLB del Centro Regional Entre Ríos, Pablo Flores, asimismo, presentaron los trabajos de vigilancia y monitoreo desde 2010 hasta la actualidad.

El HLB es la enfermedad más severa y destructiva de los cítricos y no tiene cura. Los árboles enfermos producen frutos amargos, incomestibles, deformes y, con el tiempo, mueren. Su presencia en países vecinos amenaza a nuestra citricultura.

Durante la jornada, desarrollada en la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Concordia del INTA, hubo un panel de comercialización, financiamiento y convenios de la actividad, donde se mostraron las conclusiones del Censo Citrícola de la provincia de Entre Ríos 2016. Además, tuvo lugar un panel de plagas y enfermedades, su control y manejo, donde profesionales de la EEA Concordia presentaron la experiencia de control de malezas sin herbicidas en una plantación joven de cítricos.

Finalmente, visitaron una quinta particular donde visualizaron experiencias en el manejo de alternaria en mandarina Nova y Murcott.

La participación del Senasa permite intercambiar experiencias con profesionales y técnicos y posibilita el asesoramiento por parte del organismo sobre el marco normativo, el control, la prevención del HLB y la prohibición de ingresar material vegetal cítrico a nuestro país, dada la peligrosidad de la plaga para nuestra citricultura.

La enfermedad es causada por una bacteria que hasta el momento no tiene cura y que obliga a erradicar (cortar el tronco y aplicar un herbicida para evitar su rebrote) la planta afectada y destruirla, sin posibilidad alguna de salvarla.

Se propaga a través de plantas o partes de plantas enfermas y se transmite por un insecto vector llamado Diaphorina citri. Donde haya HLB habrá una producción arruinada y miles de familias en riesgo de perder su principal sostén económico.

Es por ello que la sanidad y la calidad de la producción se originan en el vivero, y, por este motivo, los operadores deben utilizar y trasladar material cítrico certificado, producido y mantenido bajo cubierta plástica y malla anti-insectos.

La población sólo debe adquirir plantas certificadas por el Instituto Nacional de Semillas (Inase), provenientes de viveros inscriptos en el Senasa, dado que cumplen con los estándares fitosanitarios para la obtención de plantas sanas.

Claves para detectarla

Las ramas se tornan de color amarillento y contrastan con el verde normal del resto de la planta. Se produce la caída de hojas y frutos prematuros.
Los frutos son pequeños, deformados, asimétricos, ácidos y con disminución de jugo. Poseen maduración invertida, la que suele presentar mayor espesor.

Las hojas presentan manchas o moteados asimétricos de color verde claro o amarillo pálido. Además se puede dar el engrosamiento y/o aclaración de las nervaduras y/o nervaduras corchosas.

El HLB no es perjudicial para la salud humana ni animal, mientras que las plantas cítricas no ofrecen ninguna resistencia a su ataque.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad