10 de julio de 2017 10:53 AM
Imprimir

Escenario favorable para aplicar tecnología en trigo y en maíz

Buen punto de partida Los productores que sembrarán trigo y maíz en 2017 tienen la oportunidad de desarrollar planteos tecnológicos intensificados. “Los suelos están bien provistos de humedad inicial y las relaciones entre el precio del grano y el de los insumos son favorables. Además, los pronósticos de Niño permitirán disponer de suficiente humedad en […]

Buen punto de partida

Los productores que sembrarán trigo y maíz en 2017 tienen la oportunidad de desarrollar planteos tecnológicos intensificados. “Los suelos están bien provistos de humedad inicial y las relaciones entre el precio del grano y el de los insumos son favorables. Además, los pronósticos de Niño permitirán disponer de suficiente humedad en la primavera. Estos factores generan una combinación técnica que permitiría alcanzar altos rendimientos”, proyecta el consultor Julio Lieutier.

Relación favorable

Justifica su recomendación en la baja del precio de muchos agroquímicos por la caída de patentes y en la estabilidad del precio de los fertilizantes, frente a cotizaciones de los granos que parecen haber dejado atrás lo peor. Así, en el CREA Seguí-La Oriental se impusieron un objetivo de 160 kilos por hectárea de nitrógeno a la siembra del trigo entre lo provisto por el suelo y el fertilizante, y 160-170 kg/h en maíz de primera. Estos valores superan en 20-30% lo aplicado históricamente.

 

Tomar coberturas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad