11 de julio de 2017 23:28 PM
Imprimir

Nueva Zelanda: productor incorpora sello de origen en sus huevos

El mayor productor de huevos de gallinas libres o free range del país ha comenzado a estampar sus huevos con un sello de origen. Con esto, los consumidores pueden rastrear los huevos desde la granja donde fueron puestos.

Miles de gallinas ponen sus huevos en el predio Woodland ubicado en el distrito de Waitaki. Estas aves tienen libertad para deambular por todo el campo y sus huevos están siendo muy demandados.

Las ventas de huevos de gallinas libres están en aumento, sin embargo, en la industria hay preocupación respecto a la autenticidad de algunos. Michael Guthrie, director general de Mainland Poultry, empresa neozelandesa productora de huevos, señala que: “Tenemos que darle al consumidor una garantía absoluta de que sus huevos son lo que creen que están recibiendo, por lo que, si es un huevo free range, queremos ser capaces de demostrarles que lo es”.

Algunos operadores ya estampan los huevos en la sala de envasado, pero Guthrie dice que para tener plena confianza y autenticidad los sellos deben colocarse en el lugar donde los huevos son puestos. Guthrie señala que ahora están estampando los huevos directamente en las granjas free range. El sello incluye un código único que identifica la ubicación de los predios.

Los consumidores pueden comprobar el código en un sitio web, aprender acerca de las gallinas y verificar de donde vinieron los huevos que compraron.

La Federación de Huevos de Nueva Zelanda votará si la impresión del huevo será obligatoria en toda la industria a fines de este mes.

Comentario

En Chile, desde 2016 se está desarrollando un proyecto con el apoyo financiero de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), denominado “Desarrollo y validación de ovoproductos nutracéuticos a partir de huevos free range producidos bajo el sistema de comercio justo asociativo con pequeños productores para el mercado nacional e internacional”. Este estudio está siendo ejecutado por la empresa Ecoterra Agrícola y Comercial Ltda. y tiene fecha de término en febrero de 2018.

Numerosos estudios muestran que los huevos provenientes de gallinas alimentadas con distintas raciones pueden afectar positivamente la cantidad de nutrientes como vitaminas, minerales y carotenos. Así, el huevo enriquecido, se puede producir por la incorporación de hierbas y levaduras en la ración de las aves, a fin de adquirir compuestos activos como luteína, alicina, taurina, betaína, lumiflavina, eugenol y otros. Además, este tipo de huevos contiene un 25% menos de colesterol en comparación con los huevos de gallinas alimentadas con concentrados estándar. Por otro lado, los consumidores tienden a elegir huevos provenientes de sistemas extensivos de producción, que se preocupen por el bienestar animal y no usen químicos ni antibióticos. En este caso se ha demostrado que cuando las aves consumen distintos tipos de praderas y complementos herbales o levaduras, también pueden transferir compuestos activos a sus huevos.

El proyecto busca desarrollar y evaluar ovoproductos nutracéuticos naturales, a partir de huevos producidos mediante sistemas de gallinas libres, en pastoreo, en asociación con pequeños productores bajo el sello Comercio Justo, Fair for Life del Institute for Marketecology (IMO).

Los principales beneficiarios serán pequeños productores de la agricultura familiar de la Región Metropolitana, quiénes participarán con el apoyo del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap). Por otra parte, los consumidores finales tendrán acceso a ovoproductos nutracéuticos obtenidos naturalmente y producidos de forma respetuosa con los animales.

Agrimundo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad