12 de julio de 2017 02:48 AM
Imprimir

Se frenará demanda de alimentos OCDE-FAO

La demanda mundial de alimentos continuará desacelerándose, ante un crecimiento global más lento, particularmente de China y de economías avanzadas y, al pronunciarse la desaceleración del comercio mundial de mercancías que inicio en la Gran Recesión del 2008-2009, prevén la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización para la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés).

En el informe anual de los organismos titulado “Panorama agrícola 2017”, consignan que esta previsión será válida para la próxima década, lo que tendrá repercusiones en el precio a la baja de commodities, como cereales y cárnicos, así como un lento avance del precio del petróleo.

Ahí mismo, consignan que los precios nominales del crudo aumentarán, en promedio 4.8% anual de aquí al 2026, para llegar a un nivel de 89.5 dólares por barril, reporta El Economista.

De acertar con el pronóstico, tomará una década para que se duplique el precio nominal del crudo, que cerró el 2016 en 43.8 dólares por barril. En el documento estiman que el mercado del petróleo continuará incrementándose “moderadamente”, tras los acuerdos que puedan lograr productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y no miembros del organismo.

En el informe anticipan que la demanda mundial de alimentos disminuirá a niveles previos a la crisis del 2007 (cuando se presentó un alza internacional y repentina de precios), resultado de un debilitamiento en el consumo de China y el menor crecimiento de la demanda de biocombustibles, acotan que esta previsión puede variar pues no incluye el posible impacto del cambio climático ni de la inestabilidad política.

Al interior del informe, consignan que las perspectivas futuras obligan a emprender reformas en adaptación al cambio climático, innovación, sistemas de protección social y gestión de reducción de riesgos, que incluya diversificación de cultivos y de fuentes de ingreso de los agricultores.

 

 

Riesgos e incertidumbres

De acuerdo con los organismos, el comercio internacional en commodities agrícolas es altamente sensible a factores como condiciones de producción, cambios en las políticas de exportación de los países, condiciones macroeconómicas y preferencias de consumo de “importadores relevantes como notablemente ha resultado ser China”.

Refieren que las políticas de China y su demanda doméstica tienen el potencial para impactar de forma importante a los precios y demanda de cereales, semillas y carnes como la de cerdo.

Explican que se espera un incremento de este tipo de comercio pero mucho más lento que el observado en la década pasada.

La desaceleración del crecimiento será más persistente para cereales y semillas oleaginosas que representan 45% del comercio agrícola.

El comercio de biocombustibles será negativo en la década por venir, y anticipan un modesto incremento del volumen de comercio de azúcar, carne ovina, mantequilla y algodón.

Consignan que la expansión del comercio agrícola se va a desacelerar, en un efecto espejo del crecimiento global.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: ElSitioPorcino

Publicidad