17 de julio de 2017 19:30 PM
Imprimir

La EFSA recomienda revisar los niveles máximos permitidos para los glutamatos

La Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos (EFSA) ha dictaminado que la exposición dietética estimada al ácido glutámico y sus sales sus sales (E 620-625), comúnmente denominados glutamatos, pueden exceder no sólo el nivel seguro, sino también las dosis asociadas con efectos adversos en humanos para algunos grupos de población. Por tanto, los expertos […]

La Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos (EFSA) ha dictaminado que la exposición dietética estimada al ácido glutámico y sus sales sus sales (E 620-625), comúnmente denominados glutamatos, pueden exceder no sólo el nivel seguro, sino también las dosis asociadas con efectos adversos en humanos para algunos grupos de población. Por tanto, los expertos de la EFSA recomiendan revisar los niveles máximos permitidos para estos aditivos alimentarios, en particular para productos de panadería, sopas y caldos, salsas, carne y productos cárnicos, condimentos y sazonadores.

Los glutamatos son aditivos alimentarios autorizados en la Unión Europea (UE). Se añaden a una amplia gama de alimentos para mejorar su sabor, dándoles un sabor “sabroso” o “cárnico”.

La EFSA reevaluó la seguridad de los glutamatos utilizados como aditivos alimentarios y obtuvo una ingesta diaria admisible de 30 mg / kg de peso corporal por día para los seis de estos aditivos. Este nivel seguro de ingesta se basa en la dosis más alta en la que los científicos no observaron efectos adversos en los animales de ensayo en los estudios de toxicidad.

Actualmente, no hay un nivel numérico de ingesta segura (IDA) especificado para el ácido glutámico y glutamatos utilizados como aditivos alimentarios en la UE. En la UE, la adición de glutamatos está generalmente permitida hasta un nivel máximo de 10 g / kg de alimento. En los sustitutos de la sal, condimentos y sazonadores, no existe un nivel numérico máximo permitido para los glutamatos y deben utilizarse de acuerdo con las buenas prácticas de fabricación.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agrodigital

Publicidad